Portal de críticas cine al filo

PELÍCULA

Ficha técnica

Red road

Red road


Intérpretes: Natalie Press , Martin Compston , Tony Curran , Kate Dickie

Título V.O.: Red road
País: Reino Unido Año: 2006
Fecha de estreno: 13/07/2007
Duración: 114 min.
Género: Comedia



Sinopsis

La protagonista, Jackie, que trabaja mirando imágenes de cámaras de vigilancia, sufrirá un golpe inesperado cuando ve a alguien que creía en la cárcel libre... h5.


Tráiler

Crítica de Cine al Filo

por Hoeman 04 noviembre 13

Nudo en la garganta.
Lágrimas en los ojos.
Mirada perdida.
Estado pensativo.

Suspiro que aúna emoción y reverencia al mismo tiempo. ¡Joder, qué buena es Andrea Arnold! FishTank ya me dejó una gran impresión, ésta, que la antecede, igual, o incluso mejor. ¡Joder, qué buena es Andrea Arnold! Red Road es una historia dura, muy dura, en más de un momento malsana. La directora tiene especial interés en mostrar ese mundo de suburbios, que en realidad, si se deja de lado pobreza y todo lo que esto lleva asociado (o en el caso contrario, el dinero y todo lo que esto lleva asociado), no es muy distinto del mundo de una zona más adinerada(y viceversa); en esencia, sólo cambian matices y circunstancias. Ello es debido a que estos mundos están conformados por seres humanos, tanto para lo bueno como para lo malo.

A Arnold le interesan las historias humanas, cercanas, que lleguen: propósito que consigue con excelencia y virtuosismo (un virtuosismo entendido aquí como la capacidad de transmitir con certeza y sin ambages; de traspasar la capa superficial sin trucos ni embelesos). Refleja vidas miserables, evidentemente miserables por una u otras causas –si lo pensamos con detenimiento: ¿existe alguna vida que no se pueda calificar como miserable cuando se vislumbra como un todo desde el exterior, de forma que uno pueda fijarse en los momentos y sucesos y pensamientos más desasosegantes y crispados?-, una opción en cierto modo arriesgada ya que si no logra construir bien los personajes se queda en una película pretenciosa y vacía de contenido. No obstante, si lo consigue, creo que facilita la empatía o compasión de quien visiona el filme. Arnold lo logra más que holgadamente: partiendo de una obra modesta en términos monetarios consigue una obra excelsa en términos sociales y sentimentales. Y por ende, en términos existencialistas. La directora es una de esas personas que se hacen preguntas afiladas acerca de la vida, el sentido de la sociedad, el sufrimiento, los contratiempos que se experimentan, etc., etc.; más afilada aún resulta su visión y cómo consigue plasmarla y hacer que llegue a los espectadores. Anonadado me hayo. Perturbadora en el mejor sentido del término, se atreve a superar los límites socialmente establecidos –aunque no estén escritos- sin por ello perder el control, más bien lo contrario, pese a las escenas y momentos realmente delirantes –quizá no sea la palabra más adecuada, pero es así como lo siento- y perversos, la contención y el equilibrio es algo natural en Red Road. Todo fluye y va hacia adelante sin contratiempos, sí con sobresaltos, principalmente los que provoca en el vidente a través de sus imágenes y sus historias. Su cine es eminentemente sentimental –en el mejor de los sentidos- y al mismo tiempo inteligente e indagador. A partir de Red Road, por ejemplo, nos podemos hacer planteamientos acerca de la privacidad, del dolor de la pérdida de seres queridos, de la venganza, de la reforma personal, de la búsqueda del buen camino o de lo correcto pese a las adversidades, y muchas cuestiones más.

Y es que en el fondo, pese a la crudeza de las imágenes que se nos muestra y los temas que trata, Andrea Arnold es una optimista. Cree en la vida, eso es algo que se vislumbra a través de sus filmes, a pesar de lo duros y cabrones que puedan ser: siempre deja ese hálito de esperanza, ese brazo extendido con la mano abierta, esa creencia de que pese a las adversidades –por muy jodidas que sean- se puede salir adelante, o al menos, es una obligación el intentarlo.

La amo –en el sentido que se da en los países anglosajones- y sin embargo, creo que es una ilusa.


Comentarios de usuarios

Críticas de cine
Cine al Filo Cine al Filo