Portal de críticas cine al filo

PELÍCULA

Ficha técnica

Moneyball: rompiendo las reglas

Moneyball: rompiendo las reglas


Intérpretes: Brad Pitt , Jonah Hill

Título V.O.: Moneyball
País: Estados Unidos Año: 2011
Fecha de estreno: 03/02/2012
Duración: 133 minutos
Género: Biográfica



Sinopsis

En esta historia real, Brad Pitt encarna a Billy Beane, gerente general de un equipo de béisbol tras ser un talentoso jugador del mismo deporte.  Tras perder otra temporada con un humilde equipo, se revela contra el negocio que supone el deporte y con la ayuda de Jonah Hill haciendo de Peter Brand revolucionan la visión del deporte basando la eficacia y eficiencia de un equipo en datos tan objetivos como los de la estadística sin entrar en los intereses creados, el mercadeo y la popularidad que tanto contamina el deporte a ciertos niveles.



N5


Tráiler

Crítica de Cine al Filo

por Nuria 12 September 19

Paralelismos, paralelismos y más paralelismos. En "Moneyball" aparece en el béisbol, lo que ocurre en el mundo del deporte de competición; a su vez, lo que ocurre en el mundo del deporte, no deja de ser la misma vida. Y para colmo, lo que le ocurrió al personaje principal de la cinta ¡le ocurrió a la cinta en sí!. Todo va ligando desde un hecho real, a una novela, de la novela al argumento y del argumento al cine. Moraleja, a veces hay que dar muchas vueltas para llegar a algo que realmente valga la pena.

Para mí "Moneyball" es inspiradora, es un grito más a la innovación, a hacer algo diferente y a que no siempre lo que siempre se ha hecho es lo correcto. El propio protagonista dice literalmente "renovarse o morir". Estoy de acuerdo con aceptar el curso natural de lo que se va sucediendo en la vida, en cambio, me rechina cada vez que veo el inmobilismo de "siempre ha sido ha sido así" o "así son las cosas". Ovación y admiración para quienes como Billy Bean (Brad Pitt) optan por arriesgarse y apostar aunque suponga desesperarse, nadar a contracorriente, ser tachado de loco por incomprendido e incluso arriesgarse a lo peor. Aún no siendo partidaria de la lucha y la revolución por defecto, a veces, es lo necesario y así tiene que ser para que haya avance, sin sobrepasar la zona de confort, no hay evolución posible.

Aquí, Billy es gerente de un equipo de béisbol de Oakland que ve como se le esfuma la temporada por el poder del poderoso caballero Don Dinero que se lleva a los mejores de sus jugadores. Esto se le une a su historia pasada en la que fue descubierto por un ojeador y tentado por el éxito y el dinero. Así, Billy busca una alternativa a la visión tradicional que se tiene de la liga de béisbol y sus jugadores. Se ayudará de Peter (Jonah Hill) para hacer estadísticas y sobrepasar la barrera de la superficialidad y de lo que vende o no vende remitiéndose sin más al cómputo de aciertos/fallos de cada uno de los jugadores de alguna manera despreciados en la liga por motivos ajenos a la validez real de ellos: apariencia, capacidad para vender imagen, movimiento, estilo de vida, estatus social...

No soy defensora de la parte en que se mercantiliza con jugadores como si de materia prima se tratara, en cambio defiendo la reivindicación de la superficialidad con que se mercantiliza de igual manera en el mundo laboral (e incluso en el personal).
Conseguir una entrevista de trabajo, está estudiado que no depende sólo del currículum, pues, el mismo currículum con diferente foto, diferente edad o diferente origen, recibirá más o menos oportunidades de entrevista. En la entrevista, de nuevo, en muchas ocasiones aparecen preguntas extraprofesionales referentes a la vida social o familiar si bien, entiendo que influyen en cuanto a conciliación, no interfieren en la profesionalidad. Nadie te pregunta en una entrevista si eres un jeta que se escaquea del curro o si tienes la poca decencia de poner la trabanqueta a tu compañero o compañera; lo que sí te preguntan es si piensas seguir formándote, si tienes hijos... Y al final, depende de que caigas bien o mal a la persona.
En la pareja, de nuevo hay una especie de ficha que se da en cuanto a la persona que pretende, y no sólo lo hace quién selecciona, también está la familia o las amistades "seleccionando". Factores como si gana dinero, es atractivo/a, la edad... con lo que a veces hay que oír comentarios como "me gusta el chico y es buen chico pero es bajito" o "es una chica fantástica y se puede hacer de todo con ella pero tiene canas y parece mayor" o, "no es un buen partido porque está en paro y no tiene estudios". ¡Me indigna! ¡Me indigna tanto como me he sentido de indignada en algunas partes de la película en que no se apuesta por lo que se cree que simplemente no gustará, y a otros se les vende para que gusten.

A nivel cinematográfico, se intercalan flashbacks con imágenes a modo de documental. Los personajes son más que creíbles y las conversaciones tan directas y frías en ocasiones, como lo son en la realidad. Seguramente, para quién sepa de béisbol y lo disfrute, además hay momentos deportivos más que llamativos, y sobre todo, una coherencia elogiable.

Alabanzas para un David que se atreve contra un Goliat aunque no fuera de neura y de obcecación personal, que al final, es la motivación más implacable.  Pues se trata de una historia de lucha, no sólo en cuanto a injusticia y superar dificultades, sino también a demostrar que las alternativas no siempre son ingenuas locuras, a veces, pueden resultar e incluso mejorar lo establecido. ¡Bienvenidos a experimentar en la vida!




N5


Comentarios de usuarios

Críticas de cine
Cine al Filo Cine al Filo