Portal de críticas cine al filo

PELÍCULA

Ficha técnica

Los héroes del mal

Los héroes del mal

Director: Zoe Berriatúa
Intérpretes: Jorge Clemente , Emilio Palacios , Beatriz Medina , Olivia Baglivi

Título V.O.: Los héroes del mal
País: España Año: 2015
Fecha de estreno: 11/09/2015
Duración: 97 minutos
Género: Drama



Sinopsis

Aritz y Esteban se conocen en el instituto y forman una amistad a la que se une Sarita, una amistad que surge a base de la inadaptación de cada uno de ellos, esta unión se forja a base de pequeños robos, violencia y excesos. En consecuencia, van perdiendo el control, así como la gestión de sus acciones, al denominarse como "Héroes del mal" sugiriendo que existe gente mala que debe recibir su merecido, un rasero difícil de concretar al tratarse de personas de su círculo, como los compañeros, la tutora, etcétera... Lo que provocará que Sara y Esteban se cuestionen el rumbo descontrolado que ha tomado un Aritz que ha perdido la vara de medir, lo que unido a sus celos y falta de autoestima, le convierten en una bomba de relojería.

 

 

 

 

N6


Tráiler

Crítica de Cine al Filo

por Jaime Novo 11 septiembre 15

Película tremenda y difícil de digerir, debido a que no te esperas que roce constantemente la tragedia, se te presenta cruda como el shushi desde el momento en que el film arranca con la clásica chavalada el primer día de clase, obviamente una juventud estereotipada, desde el primero hasta el último, a esa clase tan sólo le falta el cómico, el pelotillero que oposita a delegado, el empanao de la vida y “el gordo pelirrojo” al que intentan localizar Aritz y Esteban para designarle como el pardillo de ese curso, dado que como dice Matt Damon al hablar sobre póker en ‘Rounders’: "Si no distingues al primo en la primera media hora de partida, es que el primo eres tú". En este caso ya sabemos quiénes van a ser los pardillos, ganado a pulso por parte del primero de ellos. Aritz.

Aritz no entra con buen pie en clase, intenta entablar conversación con la chica más llamativa, la Miss del instituto, la rookie del año o como la quieras llamar, lo que está claro es que Aritz inicia su trato con ella de forma atropellada, torpe y propia de un turras, automáticamente ella le rechaza y, por si fuera poco, le desprecia, algo que quizá está tan fuera de lugar como la respuesta por parte de Aritz al calificarla como puta, algo que personalmente detesto en cualquier persona que emplea dicha palabra de manera ofensiva, pareciendo querer ignorar que este término siempre viene relacionado con la explotación sexual, una de las grandes lacras de la humanidad que viene arrastrándose desde tiempos ancestrales, con lo cual desde ese instante para mí Aritz empieza a convertirse en un personaje que me chirría, dado que si la chica te da boleto lo aceptas o te la intentas ganar con el tiempo, pero todas esas personas que pasan del amor (entrarle a una chica) al odio (llamarle puta) de manera tan rápida me dan mucho miedo, más aún a largo plazo.

Aritz enseguida se muestra como un chaval diferente, lejos de ser retraído no le importa que el “malote” de la clase, Raúl, quiera demostrar quién es el “macho-alfa” del recinto, interpretando un comportamiento que parecía ensayado para causar estupor en este primer día de clase tan clave para Aritz, en el que se designan los etiquetados y él pretende aspirar al de perturbado, pero las circunstancias provocan que Esteban se implique en el enfrentamiento entre Aritz y Raúl, lo que primeramente molesta a Aritz, por haberle fastidiado el numerito, y poco después agradecerá al ver ante sí un amigo, para transformarlo en aliado y convertirse en “los héroes del mal”.

Los héroes del mal

Con cada una de mis reseñas procuro no tirar de spoiler, pero con esta película se me hace terriblemente difícil no mencionar ciertos aspectos, como la inclusión en este “dúo del mal” de su compañera Sara, apodada primeramente como “Macho Man” (mítico luchador del Pressing Catch entre finales de los 80 y principios de los 90), siendo quien muestra tener más cabeza de los 3, desmarcándose como una mejor estratega y sensata donde las haya, dentro del espiral de locura en el que estos 3 amigos se verán envueltos, dado que pasan del gamberrismo al vandalismo, se dedican a robar como si no hubiera mañana y, desgraciadamente, se desfogan de todos sus demonios con las personas equivocadas, hasta que deciden desarrollar una lista negra con aquellos que consideran que merecen un castigo, al más puro estilo Dexter, anotando el nombre de su tutora de clase, cuya soberbia venía de desquiciar a nuestros protagonistas hacía no mucho, así como un huequito especial para el “chungo” de la clase Raúl, lo que denota que se les va de las manos desde que llegan a la conclusión de que “El mal es un punto de vista, nada más”, unas palabras pronunciadas por Esteban y que calan en Aritz de una forma más que profunda, absorbiendo cual esponja todas las teorías al respecto, siempre y cuando sean pronunciadas por Esteban.

Otra frase que cala en Aritz, hace reflexionar al público y marca la tendencia de estos 3 amigos es aquella pronunciada, nuevamente, por Esteban al decir que “La gente es completamente gilipollas, podemos conseguir lo que queramos”.

La obsesión de Aritz hacia Esteban empieza a coger forma a base de compartir litros, tortazos, robos, drogas y chica, ¿Chica? o eso es lo que se pensaba Aritz con respecto a Sara, de acuerdo, una vez más Artiz no es correspondido como cree que merece, con lo cual, como ya vimos en los primeros compases del film, transforma en negatividad su interés inicial, en este caso se comprueba cómo la droga le causa estragos en cierto momento puntual en el que tanto Esteban como Sara se preocupan seriamente al toparse con un ser incontrolable, al que el personaje se está comiendo a la persona, acomplejado e inestable que poco a poco se está convirtiendo en un demente, con lo que dan un paso atrás en el compromiso de amistad que tenían entre los 3 y desde ese instante ya no veremos el compadreo entre 3 amigos rebeldes que entre ellos han formado la familia que no tienen en su casa, como sí vemos en la película ‘Els nens salvatges’ por ejemplo, en este caso Esteban y Sara empiezan a tener miedo del comportamiento de Aritz, algo más que comprensible, dado que “Hasta las sociedades más primitivas tienen un innato respeto por los locos”, ya lo dijo Susan E. Hinton en su novela ‘La Ley de la calle’.

Hablamos de una evolución peligrosa por parte de Aritz, un chaval que se nos presenta provocador e incitador, pero oculto tras su papel de novato de la clase, sin ayudarle los pelos de Kaká que me lleva... hasta que su nerviosismo, violencia y falta de raciocinio van apoderándose de él, a su paso provoca el mismo desconcierto y pánico ante un impulso descontrolado que pueda tener, sólo comparable al de Francis Begbie en ‘Trainspotting’. 'Trainspotting', película que se centra en la droga, una droga que en este caso veremos que quizá se convierte en el acelerante del terrible despliegue de comportamientos impropios de una persona mentalmente insana, desde que empieza a consumirla sin ningún control junto a su mejor amigo, como también ocurre en ‘El pico’ de Eloy de la Iglesia, hasta venirse apoderando de él, perdiendo la percepción de la realidad y, por medio de la influencia de dichas sustancias sin dosificación alguna, finalmente la película te la presentará en los últimos suspiros de la misma como si se tratase de una auténtica ruleta rusa. Acariciando la imortalidad antes del desenlace.

Escena que protagoniza junto a Esteban, cuya evolución, en este caso podría catalogarse como un progreso, pero sus conflictos internos le impiden distanciarse totalmente de un Aritz al que teme y quiere a partes iguales, finalmente consigue encontrar consuelo en su ex-novia Laura, la misma que le ofrece su ayuda con la única condición de que se aleje de la mala influencia que representa Aritz en su vida, condición, con la consecuente decisión por parte de la propia Laura, que veremos si Esteban se muestra capaz de cumplir.

Salta a la vista que Esteban sigue completamente enamorado de Laura, algo obvio por la armonía y franqueza que ella transmite, con lo que la mejoría del chaval va estrechamente ligada al ratito que haya podido estar con ella, cuya buena influencia es latente, dado que Laura es sinónimo de estabilidad y demuestra ser como esa pareja o amigo con quien te sientes a gusto compartiendo incluso hasta el silencio, logrando alcanzar ese equilibrio mental que te permite acariciar un estado de paz.

Esteban supo lo que era la felicidad, al compartirla con Laura, ahora se centra en mantener viva su relación de amistad con Aritz; de hecho, Esteban bien pudo haberse alejado de todo aquello en lo que se ha convertido su vida, un auténtico torbellino que le empuja hacia el precipicio, si no hubiese intervenido en el primer conflicto entre Aritz y Raúl, un conflicto, por cierto, de risa, dado que al tal Raúl no le vendría mal que Archy de ‘RocknRolla’ le mostrase cómo se suelta un buen bofetón y no esas tortas mal dadas. Todo sea dicho de paso.

No obstante Esteban es un personaje que tiene mucho más que ofrecer que su visión atormentada debido a la ruptura con Laura, Esteban muestra los recursos, la inteligencia emocional y el suficiente tacto como para haberse sabido adaptar en una clase en la que, quizá, bien podría haber sido bienvenido un artista, sí, un artista, muchacho al que se le da bien el arte de la ilustración y disfruta con la fotografía, ¿por qué no usar esas habilidades en lugar de andar por la vida cabreado con el mundo?

Sarita se molesta tanto con él, como con Aritz, cuando ambos lloriquean, en modo victimista, al señalarles como melodramáticos cuando exponen sus supuestos problemas, les considera dos criajos, lo que denota que detrás de Sarita podría existir una auténtica tragedia que también arrastra, al igual que sus amigos, aunque en este caso no será compartida y, por tanto, desconocemos el pasado de una Sarita más espabilada que ellos, sólo nos habla de un sueño que tenía siendo pequeña, pero ahora siendo adolescente entiende cuál es el código ahí fuera en el barrio, sabe cómo actuar y hasta dónde implicarse en un pequeño hurto, ya que tiene más calle que los zapatos del cartero, nada le parece nuevo, es decidida, más sabia y con la cabeza bien amueblada, además de mostrarse bondadosa y humana, lo que le permite controlar, en ciertos instantes, la dinámica descontrolada en la que se ven inmersos estos 3 amigos que nos ofrecerán unos minutos apasionantes con celos, desencuentros, fidelidad, conflictos, confusión y emoción a flor de piel durante una película en la que ni te imaginas cuál va a ser el siguiente paso.

Desgraciadamente, como me ocurre en la grandísima mayoría de las críticas que realizo, se me hace imposible no dedicarle los mismos 90 minutos en forma de publicación que con los que he sido obsequiado en forma de película, en este caso 4 páginas de Word se me quedan cortas para destacar el comportamiento de cada uno de los integrantes de esta entrañable y peligrosa amistad en la que más que nunca se demuestra que 3 son multitud, ya sea en la amistad inicial entre Aritz y Esteban, como en la relación entre Sara y Esteban.

             Como si se tratase de una ecuación, toca aislar a un elemento.

Una “incógnita” que los 3 saben y la manifiestan a uno de sus compañeros, cada uno de ellos sabe que es así, tanto Sara como Aritz tienen claro quién sobra, y aunque a Esteban le costará más llegar a esa conclusión y desarrollarlo... Es trágico, debe aceptarlo.

Destacable la grandísima actuación de los 3 principales del reparto: convincente y madura sin necesidad de aspavientos por parte de Rebeca Medina; en lo que respecta a Jorge Clemente no debe ser fácil transmitir esa perturbación e hijoputismo con el que se come la pantalla teniendo la cara de buen chaval que tiene; mientras que Emilio Palacios conoce la frontera en la que se pasa de la ternura a la acción por medio de una solvencia muy chunga.

Gran película la descrita, dentro de las dificultades que supone no querer destripar nada por medio de spoiler, película facilitada por el propio Director Zoe Berriatúa hace un par de meses, ¡Muchas gracias por ello en nombre de CINEALFILO!

Hoy subo la reseña aprovechando el estreno, tras poder verla antes del mismo, sin duda el siguiente visionado será en el cine, dado que es más que recomendable por las muchas posibilidades que ofrece la conducta humana en un brevísimo espacio de tiempo, se trata de una película que jamás se detiene en unos escenarios que, como espectador, llegas a percibir como tuyos propios si te implicas con los personajes.

 

 

 

Propicios días!


Comentarios de usuarios

Críticas de cine
Cine al Filo Cine al Filo