Portal de críticas cine al filo

PELÍCULA

Ficha técnica

La chica danesa

La chica danesa


Intérpretes: Eddie Redmayne , Alicia Vikander

Título V.O.: The Danish Girl
País: Estados Unidos Año: 2015
Fecha de estreno: 15/01/2016
Duración: 120 minutos
Género: Biográfica



Sinopsis

Película biográfica en que se relata el proceso por el cual el pintor danés Einar Wegener comienza a convertirse en Lili Elba.  Así se muestra toda la evolución de uno de los primeros transexuales que se conocen de principios del s.XX.






N5 


Tráiler

Crítica de Cine al Filo

por Nuria 22 enero 16

Emocionalmente impactante desde las primeras notas musicales que inician la proyección, siguiendo con las magistrales interpretaciones de la pareja protagonista y de sus secundarios.  Es increíble como los calificativos que se me ocurren son en su mayoría aparentes paradojas o contradicciones.  Pero es que, realmente es una película delicadamente dura y de bello sufrimiento.  Con esto no pretendo ser pedante con florituras literarias, de hecho, lo explico: De manera dulce y delicada se transmite una intensidad de dolor y sufrimiento que hacía tiempo que no me transmitía una película de forma tan directa.  El nudo en el estómago como si de película de tensión a modo de thriller o terror se tratara, es inevitable.  No obstante, a la vez se disfruta de una estética y de una ternura que entresaca modestas sonrisas y apela casi hasta la compasión cuando se empatiza con los personajes principales (e inluso alguno secundario).

Este exquisito y elegante  relato en formato cinematográfico muestra cómo un transexual llega a un momento en su vida en que no puede seguir acallando su interior, desde donde se grita a él mismo su necesidad de libertad y de expresar su sentir y su sexualidad.  Se siente mujer, quiere ser mujer y siente atracción por los hombres; concluye, pues, que su identidad sexual no corresponde con la biología con que ha nacido. Y todo esto enmarcado en cierta clase social de la Europa de los años 20.

Además de biográfica  no puedo dejar de ver el largo como un drama pedagógico con el que sensibilizar a la población que no comprende ni apoya a este colectivo, y de hecho lo rechazan.  Gracias a los diarios encontrados de la artista Lili Elbe podemos tener ilustrado literal y metafóricamente todo el proceso de descubrimiento, aceptación y acción de todo un entramado emocional que va más allá de la simpleza y frivolidad de travestirse, con todo el conflicto interno y de sentimientos que supone.

Protagonizada por pintor Einar Wegener (Eddie Redmayne) quien vive feliz y tranquilo con éxito por las exposiciones y ventas de sus famosos paisajes. Hace tándem con el potente papel que lleva a cabo su joven y también pintora esposa Gerda Wegener (Alicia Vikander).  Ésta va haciendo toda una evolución emocional y sus sentimientos se van encontrando y contradiciendo con la única continuidad del amor por su marido; lo cual, queda también reflejado y expresado en sus pinturas.

En un primer momento, se muestra como es Gerda quien pide a Einar que haga de modelo para ella.  Esto supuso un inicio de despertar para Einar.  Él (o ella)  lo manifiesta, y el matrimonio se sume en un juego a nivel social y sexual, que en principio no se espera que evolucionara a más.  Al poco Gerda se empieza a preocupar e intenta acabar con el juego de “hacer aparecer a Lili”, apelativo que emplean para referirse a la mujer que lleva dentro Einar, y que a nivel público presentan como la prima de Einar.   En una fiesta, Lili es cortejada por un homosexual, y esto atrae a Einar mientras que a su esposa la devora el miedo a perder a su amado marido. A medida que avanza la historia Gerda, apoya desde el AMOR (con mayúsculas porque no creo que se haya podido dar un amor tan grande ni en la más romántica de las novelas clásicas).  Se da el paralelismo inverso en la relación en que Gerda pierde a su marido a la misma velocidad que gana una amistad con Lili.

No abuso de “postureo” y admito que desconocía a los famosos Wegener, y aún más la historia de Lili Elbe.  Aunque, reconocía el estilo de las pinturas que aparecen en muchos momentos.  Fui a ver la película al cine, a sabiendas de que relataba la historia de la primera operación transexual documentada en Europa, pero desconocía que también contaban con los diarios que de primera mano manuscribió Lili.  Seguramente, este sea el hecho por el que la película llega a la fibra sensible con tanta facilidad.  Se trata con  gran sensibilidad y respeto cada una de las escenas.  La interpretación de Eddie Redmayne no proviene sólo de la caracterización.  Tampoco es novedad ver travestidos en el cine, algunos ejemplos que rápidamente me vienen a la cabeza son:  Tootsie (1983), Yntel (1983),  Boys don’t cry (1999), Dallas buyers club (2014) y podría sacar media docena más si me paro a pensar un par de minutos más, pero no se trata de eso ahora.  Películas en las que por transexualidad o travestismo, las interpretaciones de una persona del otro género son excelentes.  En este caso, no es menos.  Acuosos ojos con tristes sonrisas (de nuevo me tengo que ver con contrariedades ¡aixx!) y mucha fortaleza en la debilidad.  De veras que no es por contrariar pero el personaje de Einar cobra una potencia, por lo menos para mí, poco vista.  Consigue ambigüedad a la vez que consistencia y convicción tanto siendo Einar como siendo Lili.

Inevitable hacer un cierre crítico en esta reseña.  Pues, no toda la película es sensibilidad.  Como es propio del contexto histórico cultural y social de la Europa de los años 20.  Einar no fue comprendido por mucha más gente que su mujer.  En la sociedad, lo mínimo era sorprenderse; quien no se reía y lo criticaba, lo juzgaba como invertido o perverso;  ¡o aún peor! Insultaban, acosaban y/o agredían por las calles.  En el campo de la ciencia, los doctores, psicólogos y psiquiatras pretendían el electroshock o la lobotomía cuando no se le diagnosticaba de trastorno de la personalidad o esquizofrénico.  Como psicóloga que soy… una parte de vergüenza, pero, hay que entender que era la ignorancia de aquellos tiempos lo que llevaban a tales conclusiones, y de hecho no hace muchos años que dejó de estar en el DSM-IV la homosexualidad…

Lo verdaderamente triste, y hacia donde dirijo mi crítica es que hoy en día, esa mentalidad sigue viviendo en algunas personas.  Lamentable estar a inicios del s.XXI en el mismo punto que en el s.XX.  Homofobia, falta de empatía, prejuicios y frivolidad sigue siendo algo con lo que debe lidiar el colectivo de gays y lesbianas.  Mientras la incomprensión es exponencialmente mayor en cuanto a la transexualidad. A ver si empezamos a valorarnos todos como personas y por la calidad de nuestros sentimientos y acciones en lugar de por nuestras condiciones.  No obstante, quiero acabar con un aplauso para el gran evolucionado doctor pionero en trabajar en un hospital para mujeres para y por la cirugía transexual. ¡Olé! Que un médico de aquella época pudiera salir tanto de la corriente marcada y tener una mentalidad tan progre, ¡es para alucinar!

 



N5 


Comentarios de usuarios

Críticas de cine
Cine al Filo Cine al Filo