Portal de críticas cine al filo

PELÍCULA

Ficha técnica

El Fundador

El Fundador


Intérpretes: Michael Keaton , Laura Dern , Nick Offerman , John Carroll Lynch , Patrick Wilson , Linda Cardellini , B.J. Novak

Título V.O.: The Founder
País: Estados Unidos Año: 2016
Fecha de estreno: 10/03/2017
Duración: 115 minutos
Género: Biográfica



Sinopsis

The Founder cuenta la historia de cómo Ray Kroc descubre un restaurante especializado en comida rápida trabajado por los hermanos McDonald, tras mucho insistir logra reunirse tanto con Mac y Dick y logra convencerlos para abarcar más espacio e iniciar una estrategia con la que abrir nuevas franquicias para ofrecer el producto a mucha más gente, mientras que, poco a poco, Ray Kroc va asumiendo el control de la compañía hasta hacerse con la totalidad de la archiconocida cadena de restaurantes.

 

 

 

N6


Tráiler

Crítica de Cine al Filo

por Nuria 17 marzo 17

Interesante propuesta la del presente CineClub.  Admito que nunca me he planteado el origen de McDonald’s, pues… cuando nací ya estaba allí  y… es lo típico, parece que una ciudad ya es ciudad desde el momento en que hay una gran “M” amarilla (“Arcos dorados” como dicen en la película).  Incluso, ¿quién no ha ido de viaje a una ciudad nueva y ha buscado el McDonald’s como referencia de dónde se encuentra el centro de la ciudad (y por tanto la zona turística)?

McDonald’s de por sí misma, ya es una marca internacional que como también se cita en el largometraje, es casi sinónimo de Estados Unidos.  Crea polémica por sí misma, un poco como Coca-Cola.  Típica empresa a la que todo el mundo critica, pero que dudo que haya alguien que jamás haya probado ni jamás le haya apetecido.

No sorprende en absoluto.  Teniendo en cuenta que se trata de un biotopic del que todos conocemos el final, poco descubre de nuevo.  Da como rabia ver como se cubre de oro un tipo que en realidad no es nadie, que no es capaz ni de vender agua en el desierto, y sin embargo, coincide que explota hasta el extremo una forma de producción familiar gracias a los consejos financieros de un tipo que también le cae del cielo.  En la película se habla de perseverancia, pero si hay que atribuir a algo el éxito de Ray, creo que no es ésa la palabra que hubiera elegido, la verdad.  Está claro, si quieres forrarte de verdad, o bien naces en buena cuna, o bien tienes buenos padrinos, o tienes alguna idea innovadora que alguien publicite, o bien mejoras y expandes algo que ya existe.  Esto último es lo que se ve en la película, y poquito más.  Supongo que por eso no se ha comido un rosco en los festivales.

Como valoración personal,  no me ha gustado especialmente este filme.  No niego que sea buena, sólo que la temática no me quita el sueño y el como está llevada… en realidad la historia se puede explicar en unas líneas y los personajes, aunque muy auténticos del contexto, me quedan como algo pobremente definidos y vacíos.   Cierto es que Michael Keaton coo Ray Kroc llena bastante la pantalla, aunque… he visto mejores interpretaciones del mismo (sin ir más lejos, la reciente Birdman).  Los hermanos McDonald’s parecen casi caricaturas, y el resto son de lo más soso que te puedas encontrar. 

Lo que sí me gusta la confrontación entre el mercantilismo y capitalismo más salvaje  de aquellas fechas personificado en Ray Kroc; en contra de la calidad, la economía de subsistencia y filosofía de empresa de los verdaderos hermanos McDonald’s.  Se me plantea cómo me sentiría si yo fuera alguno de estos hermanos, a quienes pequeña empresa montada con mucho trabajo, ingenio e ilusión les es no sólo arrebatada, sino también prostituída y vendida.  No obstante, también reconozco que es la manera en la que las grandes empresas se convierten en referentes.  “Nadie se hace rico trabajando honradamente” ya me lo dijo una sabia voz familiar.  Soy conocedora como autónoma que es duro llevar adelante una pequeña empresa, lo que queda compensado con una congruencia total entre lo que se siente, se hace y se piensa, es decir, entre el trabajo que se desarrolla y la filosofía de empresa, una honestidad y honradez por encima de la ambición ni objetivo de crear capital.  Ahora, admito que, seguramente, tipos como Kroc son los que consiguen sacar a su empresa de la mediocridad y dejar de ser proletariado (si es lo que quieres, personalmente yo, no lo compro, no me compensa vender mi alma ni mi moral).  Para colmo, conozco casos en que con la misma intención han hecho lo mismo y encima ni tan solo tan tenido éxito, así que, por lo menos, aplaudamos el que alguien consiga su objetivo aceptemos o no el maquiavelismo que supone el que sea sin importar el precio.

Crítica de Cine al Filo

por Jaime Novo 17 marzo 17

Buena película. Pero no bonita historia.

Película que tienes que ver. Pero historia ¡que hemos visto tantas veces!

Película que podría ser una lección de vida. Pero historia que se repite, como tantas cosas en la vida.

The Founder

¿Cuántas veces lo hemos visto?

Película e historia se unen en forma de cine biográfico para mostrarte los inicios de la cadena de restaurantes McDonald’s.

Lo que empieza siendo un derroche de entusiasmo termina convirtiéndose en todo lo contrario, incluso renuncia a lo que una idea proyectada se trabajó el convertirse en algo tangible.

Ya lo vimos en otras películas de este género, grandes empresas con una historia detrás en la que te explican cómo fueron los inicios. Mismamente La Red Social “de” Zuckerberg y otro imperio como es Facebook, en este caso el imperio de McDonald’s, Imperio que debería corresponder a los Hermanos McDonald, Mac y Dick, pero que terminó agenciándoselo Ray Kroc. Lo dicho, lo hemos visto tantas veces.

Una idea, en este caso una idea local, un pequeño negocio que funciona de maravilla bajo unos signos de identidad, unos códigos internos y una disciplina ejemplar que permitía tanto a Dick McDonald como a Mac McDonald ir tirando, sin ambiciones ni obsesiones competitivas, a la vez que su pequeño negocio, una hamburguesería con mucho poder de atracción, fue cogiendo forma hasta el punto que llama la atención de Ray Kroc, quien tras años de fracaso en el emprendimiento decide darle otro enfoque a la idea inicial de estos hermanos, consigue convencerles para abrir más franquicias e ir abarcando más espacio en el territorio, algo que logran en bastante poco tiempo, tal y como se refleja en esta “Biopic”, donde te cuentan la historia del Fundador de McDonald’s, Ray Kroc, quien curiosamente, realmente no funda nada, sin restarle mérito alguno por situar la empresa en la lanzadera hasta convertirla en la referencia económica que sin duda es ahora, pero agenciándose una idea, un proyecto y un nombre que no le corresponde, ni el de McDonald ni el de Fundador.

En mi modesta opinión éste es un claro ejemplo de emprendimiento mal entendido, se puede sacar adelante cualquier iniciativa, pero sin restar ni un ápice de fidelidad a quien te permitió poder dar aquellos primeros pasos, en este caso los hermanos McDonald con quienes forma una sociedad que, poco a poco, vendrá dirigiendo hasta tomar el control total de la manera más deshonesta y perjudicial ante aquellas personas que cometieron la idea de confiarle una idea, un sueño, un prototipo de negocio. Sí, todos lo sabemos, el pez grande se come al chico, sí, todos lo sabemos, está en la calle, no hace falta estar licenciado en parqueología para saber lo que ocurre ahí fuera, la sociedad te puede consumir por completo, a la vez que a través del consumismo esa misma sociedad puede situarte en la cresta de la ola como a un Ray Kroc brillantemente interpretado por Michael Keaton, actor que, una vez más, encarna como nadie el papel de líder, de persona con un cometido, con empuje y sin ánimo derrotista, luchador e insistente como nadie, tal y como vimos hace sólo dos años en Birdman mismamente.

Cabe destacar la buena interpretación, en líneas generales, del reparto, un reparto que me entusiasmó al comprobar que entre el mismo se encontraba Linda Cardellini, actriz referente en la antiquísima serie “Freaks & Geeks” que sirvió de plataforma para una auténtica canteraza de actores de la talla de James Franco, Seth Rogen, Jason Segel, Martin Starr y la propia Linda.

Linda, actriz que interpreta a Joan Smith, personaje clave en la trama para ayudar al “Founder” a economizar el gasto que le producía este monstruo, llamado McDonald’s, que no paraba de crecer y crecer a pasos agigantados, dando con la tecla en uno de sus productos estrella, no sé si por aquel entonces o también actualmente, y que ayuda a que Kroc logre el pack completo con respecto a McDonald’s, tras hacerse con el control de la empresa, el dominio ante otras cadenas alimenticias y, desde aquel instante en el que Linda ofrece su ayuda, el poder económico para hacer y deshacer a su antojo.

Para terminar, pidamos postre, mensaje redundante pero a modo de resumen: película interesante de ver, con unas caracterizaciones muy logradas, pero contando una historia que ya hemos visto otras veces en otras biográficas, significando que un estado de tranquilidad en este tipo de negocios sólo es posible para aquellos que ya lo tienen todo, porque los que lo quieren todo, como Kroc, se pelearán con quien haga falta hasta alcanzar ese status. Tal vez lo que yo no veo correcto, más allá de las desavenencias internas a la hora de enfocar un negocio, no se debe olvidar que se puede competir ante los factores externos sin necesidad de dificultar el giro de la rueda de aquellos con quienes formaste sociedad, en este caso los hermanos McDonald, con lo cual, en consecuencia, comprobaremos como Dick y Mac se quitan un poco de en medio, sin ofrecer mucho ánimo de réplica, cuando ven el tsunami formado por Ray Kroc, dado que, y como decía Antoine de Saint-Exupéry: “El mundo entero se aparta cuando ve pasar a un hombre que sabe a dónde va.”

 

 

 

Propicios días!

Crítica de Cine al Filo

por Patricia Bendala 19 marzo 17

Película agridulce más que recomendable. De esas de salir del cine con sensación de “¡qué genio!” y “¡qué cabrón!” tan entremezcladas que no te sabes poner de ninguno de los lados.

El guion, a pesar de no inventar nada nuevo, trae a la gran pantalla la historia de la creación de McDonalds, que no es precisamente muy conocida por el público en general. Ni siquiera grandes fans de la cadena, como es mi caso, tenían ni idea de cómo McDonalds llega a ser el gran punto de referencia en comida rápida que es hoy en día. Y no sólo en comida, no olvidemos que a nivel económico tenemos el llamado “Big Mac Index”, que básicamente compara el precio de los Big Mac a nivel mundial como referente económico del poder de adquisición de la población de un país. Lo cierto es que McDonalds tal y como lo conocemos, guste o no a nivel alimenticio, es innegable que es un referente mundial y una de las compañías más lucrativas del mundo.

Casi obligado verla en versión original si no se quiere perder la mitad de lo mejor de la película: Michael Keaton. Espectacular actuación de Keaton que consigue transmitir todo el carisma de su personaje, su frustración y su sangre fría. Si no terminas fascinado y odiando a la vez al personaje de Ray Kroc cuando acabes de verla, es que no has estado atento. Keaton le da a Kroc todo un desfile de matices emocionales y cierto toque de pícara perversión que hacen de él un personaje único y muy auténtico.

Otro gran acierto: el guion original, con bastantes frases épicas, propias de ser colgadas en la pared. La ironía y la valentía lideran el ranking de valores que la narración nos deja. Muy interesante también el modo en que la historia está contada, intercalando los momentos de narración del propio Keaton con las escenas de la historia en sí. La acción se mueve a un tempo veloz y el dinamismo lo impregna todo, desde los planos hasta las cadencias de voz. Además, el juego de color de los diferentes escenarios no deja indiferente. Una película con muy buena fotografía. No pasa desapercibida tampoco la música, un gran aliado de este filme.

La historia presenta el eterno dilema entre la avaricia y la honestidad. Y deja ver con claridad que una vez decantados por uno de los dos extremos (Ray es un extremo y los hermanos McDonalds el otro) es muy sencillo tomar determinaciones en esa dirección. Por desgracia, en el mundo capitalista de los 50, la avaricia siempre ganaba la partida. Es muy interesante ver la evolución del personaje y la persistencia. Ve una gran idea y no cesa hasta verse ganador gracias a esa idea.

En resumen, altamente recomendable y mejor en versión original. Y cuando la termines de ver pregúntate: ¿tú, qué hubieras hecho si fueras Ray Kroc?


Comentarios de usuarios

Críticas de cine
Cine al Filo Cine al Filo