Portal de críticas cine al filo

PELÍCULA

Ficha técnica

Zodiac

Zodiac


Intérpretes: Jake Gyllenhaal , Mark Ruffalo , Robert Downey Jr.

Título V.O.: Zodiac
País: Estados Unidos Año: 2007
Fecha de estreno: 02/03/2007
Duración: 156 minutos
Género: Thriller



Sinopsis

Este thriller es una adaptación del libro de Robert Graysmith (Jake Gyllenhaal en el filme) con el mismo nombre, basado en los hechos reales que transcurrieron en la ciudad de San Francisco durante las décadas de los 60 y los 70. El mismo autor del libro, protagonista principal en la película, narra la persecución de uno de los asesinos en serie más famosos de la historia, el "asesino del zodíaco"; este campa a sus anchas, matando y burlandose de la policía de San Francisco, cometiendo crímenes a lo largo de la zona norte de California. Este largometraje nos acerca a uno de los misterios más internacionales acerca de la identidad del que es, según muchos, uno de los asesinos más inteligentes que han existido.

 


S8 


Tráiler

Crítica de Cine al Filo

por Simón Pedreira 17 julio 15

En mi opinión y la de muchos, una de la mejores adaptaciones que existen de una novela basada en hechos reales. No sé si todos mis compañeros la habrán visto, pero a quien no, le recomiendo muy mucho esta película… no es de esas que ves una vez, si no que con el tiempo acabas viéndola 3 o 4 veces fácilmente…. como me ha pasado a mi… David Fincher, a quien ya conocemos por muy buenas películas como “Alien”, “Se7en” o “The Game”, nos plasma en este largometraje (muy fielmente a la novela de Robert Graysmith, principal protagonista y autor de la novela), los hechos que inquietaron y acecharon a finales de los años 60 y durante toda la década de los 70 a la ciudad de San Francisco y sus alrededores.

El culpable de los mismos fue el asesino en serie conocido como Zodiac (que no, como muchos confunden, el asesino del zodíaco referente a los signos o las cartas del zodíaco). Éste, el cual nunca fue capturado, se encargaba de burlarse de la policía con cartas y mensajes cifrados que enviaba a las comisarías en las localidades donde realizaba sus asesinatos, así como a diferentes periódicos. El filme, bastante alabado por los críticos profesionales por su inmejorable adaptación a la realidad, nos deja a cada rato con una pregunta e intriga nueva, lo que hace que la película nos mantenga constantemente en tensión, y que no separemos en ningún momento los ojos de todo lo que ocurre; a pesar de sus dos horas y media de duración, los tiempos están perfectamente seleccionados y administrados.

Para algunos, en momentos puede ser que transcurra muy lentamente la trama, pero no opino lo mismo; todos los momentos tienen su lógica y sus detalles para saborear y que te dejan sorprendido a cada rato… Aparte de la trama, para mí inmejorable, David Fincher acertó plenamente al escoger a los actores, en los que mezcla en todo el lío a Jake Gyllenhaal (Robert Graysmith), Mark Ruffalo (David Toschi) y Robert Dawney Jr. (Paul Avery), los cuales interpretan su papel a la perfección, entre muchos otros actores conocidos o que al menos nos suenan.

Los diferentes tiempos nos llevan desde el primer asesinato (clave en el caso), al asesinato de otras parejas, de las cuales en todas ellas salieron vivos dos hombres, entre el que estaba el del primer asesinato, que desapareció justo después del crimen. Se reconoce que Zodiac mató al menos a 7 personas, aunque en sus cartas se autoinculpó de muchos otros asesinatos. Personalmente, estas películas basadas en hechos reales, como ya dije en alguna ocasión, son las que más interés me despiertan, ya que a fin de cuentas, estamos viendo algo que fue una realidad, por lo que prestamos una mayor atención, al menos en mi caso; y además, en esta ocasión, es un misterio que sigue abierto aún a día de hoy, como puede ocurrir también en “Fuga de Alcatraz”, otra de mis películas preferidas.

Para este Cineclub, hace tiempo que tenía decidida esta película, ya que a pesar que tener buenas críticas, no tuvo mucho éxito en taquilla, por lo que es menos conocida… y sé que algunos de mis compañeros no la habrían visto; con esto, estoy convencido de que también les habrá gustado tanto como a mí… Todo lo que envuelve a la historia es tan misterioso, que te hace buscar información acerca del caso en internet después de verla… o al menos, eso es lo que a mí me pasó después de verla por primera vez. Misterio, asesinatos, burlas a la policía, giros de 180 grados en la trama…. Son lo que hacen de esta película algo diferente; posiblemente no a todos les habrá gustado, para gustos están los colores; aún así, dudo mucho que, a alguno de los que nos leeis y os guste la intriga y los thrillers de suspense, este sea uno de los que os vayan a decepcionar…

En definitiva, una película que sin duda está en mi top 5, por todo lo que la rodea y por el gran trabajo de David Fincher, así como de los actores que trabajan en ella…. como ya dije al principio, un gran director en este género (para mí “Se7en” y “The Game” son de las mejores películas de suspense e intriga, aunque esta las supera), y que consigue, de una manera magistral, introducirnos de lleno en la trama; a pesar de ser la adaptación de una novela, se transforma más, si cabe, en una realidad que en una adaptación, gracias a la gran pantalla.

Ahora solo queda recomendar una vez más, a quien no la haya visto, que la disfrute con unas palomitas y una cervecita fresquita, y a quien ya la haya visto, aseguraos que la volveréis a disfrutar…. tarde o temprano.

Crítica de Cine al Filo

por Patricia Bendala 17 julio 15

Interesante y densa. Entretenida. Una buena peli de sofá y palomitas que no se convertirá en un referente del género.

La película es bastante fiel a los hechos reales que acontecieron en San Francisco y alrededores en la década de los 60-70. Al no permitirse demasiadas licencias artísticas, el argumento te deja un poco a medias a menudo. Pero es que es el reflejo de la historia real: todas las investigaciones policiales quedaron con lagunas. Lo interesante y espeluznante del caso es saber que incluso cuando un criminal se “deja ver” como en el caso de Zodiac, a través de cartas, criptogramas y llamadas a la policía y los medios, es posible que cazarle sea realmente complicado...

Es difícil hacer una reseña y no spoilear el final de la trama. La mejor forma de ver esta película es no saber, no indagar antes de verla, sino realmente desconocer el caso real de Zodiac; saber sólo que era un asesino en serie. Así que si ya has leído sobre este caso, no esperes grandes sorpresas. Pero si no, entonces tienes que ver la película antes de que alguien pueda comentarte algo sobre este caso. Y es después de verla cuando puedes buscar en Internet todo sobre este dramático asesino que se quiso hacer famoso.

A destacar en la peli, la buena actuación de Mark Ruffalo, en el papel del detective principal que lleva el caso. No así la de Robert Downey Jr. y Jake Gyllenhaal, que no tienen en este film su mejor rol. De hecho, en comparación con otras de sus películas, dejan en Zodiac mucho que desear. Mis alabanzas esta vez van para el equipo de guión, ya que explican con lo justo la gran profundidad del caso y mantienen la tensión por lo menos hasta más de la mitad del filme. Aunque creo que la última hora de película se podría haber reducido un poco más.

En definitiva, bien, pero no brillante. Muy recomendable para todos los fans de series como CSI, Mentes criminales y demás sagas de crímenes. Lo que pasa en la vida real, a menudo, se parece mucho más a Zodiac.

Crítica de Cine al Filo

por Nuria 17 julio 15

Si te gustan los thrillers policíacos de verdadera investigación, esta es una de las películas que te van a gustar.   No sólo basada en hechos reales sino a partir del libro que el mismo periodista que siguió el caso escribió tras durante los asesinatos en los años 60 y 70 en Estados Unidos.

David Fincher  hace que en Zodiac queden plasmados cada uno de los pasos dados en la investigación de unos de los asesinos en serie más famosos de Estados Unidos.   Coincidiendo con la reapertura del caso de uno de los asesinos en serie más famosos e inteligentes, ya que de hecho nunca se le detuvo.  El caso no se cerró hasta los 2004 conociendo a 7  de las víctimas, a pesar de que el propio Zodiac reconoció 37.

Zodiac consiguió mucha popularidad por entonces no sólo por la fatalidad y la aparente falta de relación entre sus victimas, sino también por los mensajes en código que enviaba a uno de los periódicos de más tirada en esos momentos y poner en jaque al departamento de policía que le pisaba los talones.

Dirigida con un ingenio y con la maestría de la intriga que ya demostró en “Seven” David Fincher pasó de puntitas en las carteleras estadounidenses con este film, y poco más reconocida fue en fuera del país.  Puede que no sea una película muy popular ni la mejor de su género, pero está realizada con calidad, y vuelve a escoger un alenco de actores que dan credibilidad a la trama.  Jake Gyllenhall encarnanado a Robert Graysmithesrt Graysmithes el protagonista que a partir de la información que recolectó durante todos los años de investigación publicó su libro.  Robert Downey Jr da vida a Paul Avery, periodista que siguió gran parte de la investigación con gran implicación, y un curioso Mark Ruffalo, que se acerca al típico detective.

Crítica de Cine al Filo

por Jaime Novo 17 julio 15

He estado engañado todos estos años, ya que pensaba que llevaba más de un lustro queriéndome ver esta película y cuando he empezado a verla “me iba sonando”, hasta el punto de que prácticamente ninguna escena era nueva para mí, con lo cual significaba que sí la debo haber visto en algún momento de mi vida, quizá tenía esa sensación de no haberla visto debido a que suelo tender a olvidar aquellas que tampoco me han encandilado, y como me pasó y me ha vuelto a ocurrir con la película que hoy tratamos en cineclub, me gusta sin llegar a transformar mi estado de ánimo como sí ocurre cuando una serie o una película te tocan la fibra.

Zodiac

Muchos aspectos me decepcionan, sobretodo porque en todo delito hay que buscar un móvil y en el caso de Zodiac no hay un argumento justificable para matar, son excusas impulsivas más que argumentaciones que te hagan empatizar con el asesino, que si es su cumpleaños, que si le duele la cabeza, que si… Sería excepcional conocer sus motivaciones reales por las que mata, siempre de manera indiscriminada, pese a que en sus misivas ya deja constancia de su poca simpatía por el gentío en general, es decir: las personas.

Tampoco se transmite esa sensación de persecución y seguimiento entre la policía y Zodiac, esa sintonía que tras tantos años ocupando las vidas tanto a nivel policial como periodístico, esperas una complicidad que, por fuerza, debe acabar produciéndose cuando tu vida gira en torno a un caso. No obstante, esto no es ficción, está basado en hechos reales, con lo que sencillamente relata qué ocurrió, durante unos años que sí me gusta en la forma en la que transcurren, ni veloz ni de manera parsimoniosa, en todo momento comprendes que cada año está relacionado con la etapa que atraviesan nuestros 3 protagonistas: el caricaturista Robert Graysmith y el Inspector de Policía David Toschi y el periodista Paul Avery.

La principal desgracia que me ocurre con esta película, es que “el malo malísimo” no me parece ningún genio, como sí lo es John Doe en Seven (uno de los referentes del Director David Fincher, junto a Fight Club, y quien dirge Zodiac), cierto es que tiene su ‘cosica’ su intervención en base a los ciclos lunares, pero aún así irrumpe con mucha fuerza con el envío de criptogramas y después le envuelve -según mi opinión- ese “efecto gaseosa” con el que -a mi entender- pierde el “punch” inicial, no me parece un tipo sobre el que quisieras investigar o que tenga ese magnetismo propio de según qué villanos, sencillamente llega y te mata, en el primer caso de un disparo, después decide acuchillar a la pobre pareja que estaba de picnic, en un ataque tan gratuito como agresivamente injustificable. También me despierta curiosidad por qué mantiene ese pulso con la policía, porque da la sensación de que va más allá del “¿a que no me pillas?” al referise a ellos como maderos o mostrar su inoperancia en sus escritos como el caso en que les está dando a entender que una inspección ocular más exhaustiva podría haberse traducido en que le hubiesen atrapado, al encontrarse en las cercanías, con lo cual no pierde ninguna oportunidad para burlarse de ellos, pero con un desprecio más que evidente.

Otro aspecto que no me dice de la película, aunque ahí no tiene relación con la línea argumental, obvio, es que no me gusta nada el doblaje en la misma de Robert Downey Jr. prefiero el habitual, al que nos tiene acostumbrados. Ahora, en tono de humor, y mencionando este tema, cuando en la Oficina investigan las misivas de Zodiac y las leen en voz alta, me recuerda muy mucho a la clásica voz loquendo de los vídeos youtube. Así en clave de humor. Siguiendo con el festival del humor, que nadie ha pedido y quizá carezca de sentido en esta reseña, diré que en esta película (y en general) Mark Ruffalo me recuerda a Ernesto Sevilla, claro que es algo que también me ocurre con el Secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, al que no sólo le encuentro parecido físico con Ernesto Sevilla, en según qué ocasiones, sino que hasta en el tono de voz en muchos casos me parece dudar sobre a quién de los dos escuhco. Pero bueno, es hora de darle carpetazo a este festival del humor, ya basta.

Para finalizar, en lo que se refiere al thriller como tal, y aquí viene la sorpresa tras una reseña en la que no es que esté hablando especialmente bien del film, creo que es una película muy interesante, la forma en que el caso consume al bueno de Paul, obsesiona al dibujante Robert y promueve un resurgir del Inspector del Departamento de Policía, son distintas formas de afrontar el caso, incluso empeciñándose -por parte de Robert- a no dejar que decaiga y aunque el caso estaba muerot, promueve su despertar de una manera incesante y propia del investigador más incisivo hasta dar con Zodiac. Un asesino que, como decía, no es una persona con la que empatices, ni comprendas su modus operandi, tan sólo denota que realiza asesinatos y después quiere demostrar que son cosas suyas, porque ni tan siquiera deja una firma o un símbolo como por ejemplo sí tuvimos aquí en España, hará unos diez años, con el asesino de la baraja, quien dejaba una carta de copas sobre sus víctimas, si no recuerdo mal se entregó tras cometer el asesinato del “4 de copas” en la Comisaría madrileña de Tetuán.

En este caso, el final es algo que no te muestran, tan sólo ese cruce de miradas en la tienda, aún sin privarte de lo que terminaría ocurriendo con cada uno de nuestros protagonistas, con todo su realismo, algo que sí es de agradecer.

 

 

 

 

Propicios días!


Comentarios de usuarios

Críticas de cine
Cine al Filo Cine al Filo