Portal de críticas cine al filo

PELÍCULA

Ficha técnica

Sharknado

Sharknado


Intérpretes: John Heard , Aubrey Peeples , Chuck Hittinger , Jaason Simmons , Cassie Scerbo , Ian Ziering , Tara Reid

Título V.O.: Sharknado
País: Estados Unidos Año: 2013
Fecha de estreno: 24/12/2013
Duración: 86 minutos
Género: Acción



Sinopsis

Sharknado es una película para televisión, en la que una tormenta desmonta por completo el dispositivo de seguridad de la ciudad de Los Ángeles ante la posibilidad de enfrentarse a tornados marinos con el añadido de venir acompañados por un sinfín de tiburones antropófagos que se encuentran en los remolinos de agua, los propios tornados y volando por los aires, con lo que Finley deberá poner a salvo a su familia, con la ayuda de la camarera que trabaja en su bar y su colega Baz, haciendo frente a este desajuste climático que supone verse rodeados del peligro que supone este conjunto escualo durante toda la emisión de esta peli de Serie B.

 

 

 

 

N6


Tráiler

Crítica de Cine al Filo

por Jaime Novo 17 agosto 14

Hola, soy Jaime y esto es Jackass.

Sólo de esta manera podrían entenderse las absurdas motivaciones que han transformado a Sharknado en mi primera elección para el cineclub, aunque la explicación es más bien sencilla: soy un botarate.

La web me encanta, pero el hecho de ser el responsable de la misma en ocasiones obliga a tratarla bajo un nivel de seriedad con el que no suelo comulgar en mi vida diaria, puesto que suelo ser el imbécil del grupo que reproduce el ladrido de un perro desde la ventanilla del coche cuando pasa gente independiente del conjunto de personas con el que me encuentre, con lo que en ocasiones esta conducta gilipollesca brota hasta niveles insospechados, como en este caso.

La situación es grave, cineclub arrancó con una sugerencia exótica, como la de “My Sassy Girl”, en la que el impulsor del cineclub Cedrés proponía algo de cine oriental, dicha elección satisfizo a lectores y miembros del staff por las muchas lecturas que la peli terminaría ofreciendo; Luna recogía el testigo a la hora de sugerir una peli y elegía “Into The Wild”, considerada incluso como cine de culto, hablamos de la realización personal interna de un chaval que rompe con lo establecido y nos muestra un enfoque muy personal del mundo que nos muestra; el listón estaba alto y Nuria lograba una gran aceptación  al declarar “Fight Club” como la seleccionada para el mes de junio, sabes que el guionazo de David Fincher, la ambientación y la soberbia interpretación de tanto Edward Norton como Brad Pitt no ofrece dudas sobre la validez del peliculote como tal; cuando en el mes pasado veríamos “Lost In Translation” por medio de la proposición de Hoeman, película que siempre se encuentra en la mayoría de listados en lo que respecta a lo recomendable; siendo ahora en agosto cuando llegaba mi turno y como supuse que quizá la peli no estaría a la altura de lo previamente expuesto, tiré hacia lo seguro -en modo troll- para saber que mi peli siempre se encontraría, independiente de las ediciones futuras, entre lo más bajo de cineclub, con lo que pensé alguna peli grotesca y horrenda, quedándome más ancho que pancho al colocar sobre la palestra.. ¡¡Sharknado!! (muhajahaj!!) ya lo sé ya, hay que ser monguer para trollear tu propia Web, pero aunque malo, cutre, flojo, grotesco, exagerao, dominguero... esto también es cine hamijos.



SHARKNADO

Vamos a ver, no recuerdo qué es lo que pone en la Sinopsis, pero la peli va de que hay un tornado y los tiburones vuelan por los aires, se vuelven tó locos ahí, con lo que no tienen ninguna clase de reparo en atacarte, es decir, el argumento se resume en un par de líneas, con lo que voy a dedicar la reseña a hablar de la película como en los créditos de las pelis/series en las que hay comentarios del director ¿sabes a lo que me refiero?, con la diferencia de que yo soy el espectador que comparte sus comentarios y sensaciones mientras disfruta de esta refreshcante y divertida (sí, aunque no sea su intención) pinícula.

En primer lugar vamos con los protagonistas, ¿vale?
El super prota es Finley Shepherd, quien está casado con April Wexler, con quien tiene 2 hijos, Claudia y Matt, hasta ahí bien, Finley tiene un bar aquí al laíto en California donde trabaja Nova Clarke como camarera y entre los parroquianos más habituales se encuentra su mejor amigo Baz y un entrado en años George, confeccionando un reparto que hay que amar y que me niego a referirme a cada uno de ellos por su nombre, con lo que pasaremos a asignarle un apodo que adjetivice a cada uno de ellos ¿hecho?
¤ Finley, Fin para los amigos, pero nosotros le admiramos mucho más que a un amigo, es un héroe, con lo que tocará referirse a él como “Lo puto amo”.
¤ April, interpretada por Tara Reid, ¿ésta no es la que salía en American Pie? Pues la “Piji-Pie”, tampoco aporta mucho más, aparte de dramatismo y continuos sollozos.
¤ Llega el turno de Claudia, otra cansina del 15, con toda la situación que tienen encima no se centra en otra cosa que en reprochar y fruncir el ceño, con lo cual “Niña-quejas” le viene como anillo al dedo.
¤ Sobrepasada la hora de peli dan con el hijo, Matt es su nombre, pero es (o pretende ser) un calco al padre, tomando iniciativas, derrochando valentías y fijo que si le dejas presume de hacer unos nudos marineros que flipas, cual Boy-Scout, con lo que “Niño-Scout” para que se venga arriba.
¤ La camarera es de gancho rápido, como aquel quien dice, le tiene cogido el truco a la escopeta y aunque podría destacarse cualquier virtud de este tipo prefiero llamarla “La striper”, ya que así le define la “Piji-Pie” en un momento dado, así que ahí queda dicho, la tipa del carácter será “La camarera striper” en lugar de Nova, que es lo que pretende que creamos.
¤ Si “La striper” ayuda en todo momento a Finley ¿qué no hará su mejor amigo? Un coleguito fiel, envalentonao y que encima va de guasón, desde esta cuenta se considera “Coleguito” como algo perfectamente adjudicable para Baz.
¤ Por último (y sí menos importante que nadie) tenemos a George, se trata de un “Tío trompa” que hace honor al calificativo, no precisa ni una línea explicativa más, puesto que en un momento dado se preguntan dónde se encuentra George y antes de preocuparse se lo encuentran bolinga dentro del coche.

Enga! Que empieza la peli. Dato: la película más tuiteada de la historia, ya irás entendiendo.

Antes de nada, es recomendable ver la peli después de haber comido fuera con vino y chupito, haberse empujado unos litros o entre risas con alguien, puesto que esta peli es para irla comentando conforme transcurre, asentir en las conversaciones e incluso implicarse tanto en la peli y mostrarse en cada situación de tensión palpitando como en el silencio previo al gol de Iniesta, después llegan los gritos, los “oles!” los “vengaaaa” y “vaaamooooss!!”, porque desde el principio ya piensas “¡qué peli más basta!” cuando en los primeros compases, en pleno pánico en la playa, la gente se empuja ahí a lo loco, incluso tiran a un viandante escaleros abajo, enga ¡alegría!

Otro dato: para empezar no entiendo los 5 primeros minutos de la peli, no sé qué pinta ahí ese principio oye, vamos que si quieres puedes pasarlos así en modo rápido. Lo dicho, no entiendo los cinco primeros minutos de Sharknado.

Woh! La playa, OK, esto empieza, rollete californiano, surf, skate… Empezamos a entendernos…
¡¡Deja el whatsapp y céntrate en la peli cojona!!
En escena tenemos a ‘Lo puto amo’ Finley junto a su ‘Coleguito’ Baz, disipando el horizonte y paladeando lo que aparenta ser una jornadita de olas para surfear, algo que dejan claro desde el principio “hay muy buenas vistas, pero prefiero las olas”. Ahí, en modo tigre. Fuck Yeah.

De pronto, el acercamiento a la orilla de un buen número de tiburones se hace notar ¡¡Tiburones!! (bien, primeros diez minutos y la peli ya cumple lo que promete), con algunos ataques tales que cogen por sorpresa a todo aquel que se encuentra disfrutando del rico agüita, la mayoría de ellos mordisquean como si apareciesen de debajo de la cama, puesto que son muchas las víctimas que son agarradas por sorpresa por estos astutos pescaítos, pese a que la mayoría de los playeros tan sólo zascandileaban por la orilla, en uno de estos ataques, nuestro buen ‘coleguito’ es mordido por uno de ellos mientras se encontraba en la moto de agua y cuya reacción será la siguiente, no te la pierdas, exclamar “¡¡Estos tiburones no tienen educación!!”, tienes más razón que un santo macho, son unos malintencionados de mucho cuidado.

Recuerda que tanto ‘coleguito’ como ‘lo puto amo’ están hechos unos tigres, con lo que el “bocao” no es para tanto, un par de vendas tontas y fuera, con lo cual tras esta situación tan engorrosa y molesta, como es un acercamiento tiburonero a la orilla, la solventan hablando de ello en el bar de ‘lo puto amo’ donde ‘la camarera striper’ hace de insinuarse a ‘lo puto amo’, menos mal que hablamos de un tipo íntegro y le deja claro que él es su jefe y que es algo impropio, además él es bastante mayor que ‘la camarera striper’, un detalle insignificante para el babas del ‘tío trompa’, quien ya se ha excedido un rato ante manoseándole las posaderas el muy babas y sinvergonsssón.

‘Lo puto amo’ decide desalojar el bar, el agua se está adentrando a un ritmo vertiginoso y antes de que dé tiempo a que el vacío de clientela y chuzos varios se produzca ¡¡Chas!! Salta por la ventana un tiburón, lo que nos delata que la acción no se detiene en esta grotesca film ¡¡Venga!! Coged un arma y a defenderse, con lo que ‘lo puto amo’, la respondona de ‘la camarera striper’ y ‘coleguito’ no dudan ni un instante en hacerse con una Smith & Wesson, un calibre 357 o una escopeta, lo que se pille a mano, todo vale para una situación caótica como ésta ¿todo? ¡Pero bueno George! Joer, ‘el tío trompa’ se ha cogido un taburete para sacudir a todo aquello que se interponga en su camino, pero este lamentable tipejo acaba atinando cuando le salva el culo a ‘la camarera striper’ en la siguiente jugada y además, en un tono tan serio como amenazante, proclama al cielo aquello de “¡¡No vuelvas a reírte nunca de un taburete!!” (es que ni se te ocurra!), después de esto, cualquiera le dice algo al 'tío trompa'.

 

Por suerte la peli nos regala muchas frases de este tipo, puesto que cuando ‘coleguito’ le vuela la cabeza a un tiburón también agita con fuerza su mandíbula mientras emite un desafiante “¡¡Esto te pasa por intentar comerme!!”, ya te digo, las cosas son así, al mentecato que se pase de listo mascando lo mandamos cara la pared o le reservamos una bala, así funciona el rollo.

Tras este agitado rato, ‘lo puto amo’ indica el rumbo a seguir, toca ir a buscar a su mujer e hija, lo cual pilla por sorpresa a ‘la camarera striper’ cuando en modo enojado le pregunta “¿¡Tienes mujer y una hija!?”, pobre chavala, casi se queda con los brazos cruzados diciendo aquello de ¿cuántas cosas más me ocultas?

El camino hacia la casa de su mujer e hija, ‘piji-Pie’ y ‘niña-quejas’, no será fácil, la calle está hasta arriba de agua y, por tanto, los tiburones campean a sus anchas como los auténticos reyes del barrio, a lo Stringer Bell u Omar Little en The Wire, con lo que ‘lo puto amo’ deberá conducir con sumo cuidao, ya que los tiburones se encuentran a su alrededor, como si escoltasen el coche, e incluso sueltan algún ataque para imprimirle más acción aún si cabe a esta tensión que todos llevamos encima.

Por fin consiguen llegar a casa de April y Claudia, momento en que la ex-parienta de ‘lo puto amo’ bautiza a ‘la camarera striper’ con una bonita descripción.. -“¡¡No soy striper!!” refunfuña nuestra aguerrida amiga-

Entran en casa, una casa que corre peligro con tiburones en la piscina y la posibilidad de que el agua la arrase, cuando aparece en escena el actual novio de la ‘piji-Pie’, aunque dura poco tiempo, ni tan siquiera hay tiempo de generar un poco de tirantez entre los dos machos-alfa, puesto que un tiburón le hará el trabajo sucio a ‘lo puto amo’ al tapeárselo a las primeras de cambio, mientras madre e hija gritan y gritan sin terminar de asimilar lo que está sucediendo, ya que a ‘la niña-quejas’ le falta tiempo para reprocharle cosas personales y del círculo familiar a su padre sin parecer ser consciente de lo que tienen a su alrededor mientras escapan, vamos, sin ánimo de ofender, pero... si la tal Claudia nace quince minutos antes le terminan dando una paguita.

De hecho, no te vayas a pensar que esta película tan sólo trata de tiburones dando brincos o agitando el cuello como si fuesen puestos de droga caníbal, los conflictos familiares entre ‘la niña-quejas’ y ‘lo puto amo’ no pasan inadvertidos para nadie, de hecho esta película también te va a ofrecer una explosión de coche y ¡ojo! No te lo pierdas, incluso una persecución policial, porque, como es natural, en medio de esta catástrofe natural que supone vientos huracanados acompañados del vuelo del tiburón también da tiempo para que un policía te siga si te saltas un cordón policial ¿o qué te pensabas? ¿Qué iban a estar ocupados con todo este caótico escenario? Ni de coña, lo primero es la ley, y hay que cumplirla, con lo cual, podrás disfrutar de una persecución policiaca ¡¡Bwahhh!! Gózala, ya que una vez le das al botón NITRUS que el coche posee, el hummer alcanza una velocidad más como si se tratase de la nave Battlestar Galáctica antes de dar el salto, de hecho mientras ‘coleguito’ se encuentra al volante ya lo avisa de una manera mazo de respetuosa ¿sabes? Cuando entre carcajadas exclama ¡¡”Sujétense las bragas señoraaasss!!”, instante en que ‘camarera striper’ siente un gustirrinín que se puede apreciar también en la mirada de ‘niña-quejas’ a quien solo falta preguntarle ¿tú también lo has notao, eh?

Con todos ellos en el coche a salvo, un carrazo que ‘coleguito’ ha birlado por ahí, ahora toca ir a por Matt, el otro hijo de ‘lo puto amo’ y ‘piji-Pie’, algo que vuelve a alterar a ‘la camarera striper’ “¡¿También tienes un hijo?!” (¿qué más me ocultas?), consiguen dar con él y precisamente ‘camarera striper, empezará a sentirse atraída por el chaval, ahora ella se encuentra en modo asalta-cunas, instante en que ‘niño-scout’ propone un plan para destruir los tornados, consiste en lanzar unas bombas en su interior desde el helicóptero ¿y eso los destruirá? Oh, sí, ‘coleguito’ nos explicará el motivo irrumpiendo de la nada, al estilo Urkel, y como si se encontrase en la pizarra de clase recitando de memoria.

El asalto al huracán se hace efectivo, pero sin descuidar a los tiburones, ya que cuidao estos bichos saben latín y están en todas, pero finalmente esta situación es reducida gracias a la intervención de nuestros protas, por mediación de una película grotesca grotesca, resulta imposible no disfrutar de una obra de este tipo, supone un rato en el que desconectar y no ponerse tiquismiquis con la cutrez o no cutrez de las capturas que esta peli ofrece, lógica o dialogazos, porque eso es otra, te diría que se trata de una peli palomitera, pero mejor evitar las palomitas puesto que con el crujido podrías perderte una graciosa fanfarronería, algún comentario jocoso o algún diálogo profundo profundo -ironía on- con lo que mejor mírate la peli con un bol de cerezas o algo así, puesto que así el contacto con el agua cada vez que eches mano a una de ellas que se encuentre en remojo te recordará que el peligro puede aparecer de cualquier lado, ya que estos peces ciclaos son acuáticos, más allá de que te puedan saltar por la ventana, pero vamos, no te preocupes, si una lluvia de tiburones se produce a tu alrededor siempre puedes practicar tiro al blanco con ellos.. o dejarlos secos sierra mecánica en mano.

 

 

 

 

Propicios días!

Crítica de Cine al Filo

por Simón Pedreira 17 agosto 14

“Menudo estreno” el mio en CineClub.

Sí, si la habeis visto, esa frase os recordará a este largometraje… y qué menos, que empezar mi andadura en CineClub mentando al guión de esta película, surrealista total, e incluso que llega a producir una amplia carcajada en su última frase, con la que empiezo mi crítica, sustituyendo "estreno" por "día".

Diciendolo finamente, esta es una de esas películas que nunca sabrás exactamente para qué se han filmado… porque al acabar de verla, uno se pregunta….¿esto qué ingreso puede tener?

No quiero ser malo, ni crítico en exceso, pero se trata de una película que, realmente, dudas de qué género se pueda tratar. De hecho, creo que se podría encuadrar en un género de cómica-gore-terror, es decir, una mezcla de Scarie movie, alguna de las muchas películas de Peter Jackson en su género favorito años ha y la mítica Tiburón (con perdón hacia Spielberg).

Sangre, tonteos playeros, tiburones por doquier que tienen la habilidad de salir disparados de un huracán hacia personas con la boca abierta para morderles… todo muy pero que muy raro… es la típica película de los sábados o domingos después de comer, en la que te quedas dormido… con la diferencia que esta no la eligirían ni las cadenas privadas para emitir.

La película se podría resumir en que un surfero que regenta un bar en el muelle de Santa Mónica trata de salvar a su familia, debido a una tormenta de huracanes que hace que agua marina con tiburones incluídos vayan cayendo en diferentes puntos de la ciudad californiana de Los Angeles.

A partir de aquí, vienen el surtido de escenas, muchas de ellas surrealistas, y más que de acción o terror, son cómicas hasta decir basta.

Personalmente, creo que el “punto de inflexión” en el que supe firmemente que es más una comedia que otra cosa, es en la escena en la que el protagonista, ante el ataque de un tiburón desde uno de los huracanes, es devorado completamente con una sierra mecánica en las manos, y de repente abre con ella al tiburón desde dentro en el cual, ¡sorpresa! ¡¡menuda casualidad!! Saca de dentro a la camarera de su bar, devorada también por un tiburón, pero en el helicóptero en el que iba con el hijo de su jefe para echar bombas en medio de los huracanes para así disiparlos…. Justamente, a los dos los devoró el mimo tiburón…. ¡¡y cabían sin problemas!! Menudos supervivientes, los admiro….

 

Lo dicho, todo muy surrealista… película que, dicho sea de paso, no conseguí verla de un tirón, y que la tuve que partir en dos a pesar de durar sólo 86 minutos… eso sí, cada vez que recuerdo las escenas, me río sólo…. eso a la película, desde luego, no se lo quita nadie…

Y para terminar, la misma frase que para empezar (más bien, parecida):

“Menuda película”.

 

S8

Crítica de Cine al Filo

por Luna CR 17 agosto 14

Dentro del cine de Serie B, esta película estaría entre las peores. Aparte de que el argumento carezca de sentido, cosa que le sucede a cientos de películas que emite cierta cadena televisiva, la construcción es especialmente mala.

Desde el principio, por si tienes dudas de cómo será, deciden que el protagonista sea un ex-integrante de Sensación de Vivir. Este protagonista atormentado que vive en la playa y va de padre molón tendrá frases tan míticas como ‘No quiero más a tu hermano, a la primera que vine a buscar es a ti’ de la que deducimos que su otro hijo le importa más bien nada. Por suerte, el hijo en cuestión está todavía a punto de morir por la caída incesante de tiburones del cielo. Steve, que así se llamaba en Sensación de Vivir, va de un lado a otro de Los Ángeles con un todoterreno y rodeado de personajes que sobreactúan hasta cuando caminan.

Además, para añadirle tensión, hay una media hora de metraje repartido por toda la película a cámara lenta. Todavía estoy intentando entender por qué. En cualquier momento esperaba una cortinilla de estrella o algo peor. Otro efecto maravilloso es que como es Los Ángeles, notaréis que el sol proyecta sombras de los edificios o las personas pero, como la película es en medio de una tormenta, tuvieron la genial idea de darle un filtro como gris, triste, apagado, así como si tuvieras la pantalla sucia. Algo que queda realmente bien cuando ves que los actores llevan los ojos medio cerrados por la luz intensa de la ciudad. Insisto, pura coherencia.

Nuestros personajes tienen historias realmente dramáticas relacionadas con los tiburones, obviamente. Con toda clase de herramientas empiezan a matar bichos a diestro y siniestro mientras que la policía, de forma muy inteligente, no evacúa la ciudad sino que la cierra a cal y canto. En este momento de mi crítica pensaréis que no puede ir a peor, pero señores, esto es Sharknado. En una última escena apoteósica inspirada en Jonás y La Ballena nuestro Steve con su camisa de cuadros hace de héroe con motosierra en mano. No tengo palabras. 

LC 

Crítica de Cine al Filo

por Nuria 17 agosto 14

Bueno, bueno, bueno… ya la propuesta de Sharknado para el CineClub supuso en sí mismo un baticinio de la “broma” que ha resultado el verla en sí.  Si no fuera porque conozco a Novo, habría pensado que estaba de coña  y que al cabo de unos días, nos haría la propuesta real, pero, no.  De hecho entre el staff, ya hay quien amenaza con “vengarse”.  El caso es que, esta vez SÍ que no habría visto la película, pero… ¡vamos!  ni en domingo de resaca a la hora de la siesta.  Aquí, el Novo que ha querido ir de graciosillo con su propuesta y… una servidora, que por principios de compromiso y de no discriminación, pues… al final… que me la he tragado EN-TE-RI-TA, ¡Tú!. 

¿Qué puedo decir? Ehm… si algo tenía claro (y de hecho ya se vendió así) es que era una película veraniega y… con la que me iba a reír.  Y… hombre… reirte, te ríes pero… casi que por no llorar, porque… no creo que la intención sea la risa. ¡Vaya! que no está catalogada de comedia, me refiero.  Pensé que por lo menos me evocaría o sería una especie de copia de “Tiburón”, pero aquella película, ya es un clásico digno de mi reconocimiento, y que logró que más de una persona se lo pensara antes de bañarse en la playa.  No  he visto nada que la pueda igualar por mucho similar que se ha  podido ver en las pantallas. Ahora, el caso de Shaknado… no llega a ser ni de serie B. 

En la historia no hay nada de novedoso.  Como muy bien comentaba nuestra compañera Luna, típica película de verano de Antena3.  Pues… por allá en las costas de USA hay temporada de tormentas.  Unas tormentas con huracanes que (como es natural y tooodo el mundo sabe) acercan a los tiburones a  la costa, con el riesgo que ello comporta para los bañistas.  Pero… que es para flipar como los acerca ¿eh?, que… ¡vamos! resulta que a  personas que les cubre el agua a la altura de la rodilla en la orilla de la playa, ¡se los zampan sangrientamente los tiburones! Así, sin quedar encallados en la orilla  ni nada.  Estos tiburones son una pasada.  Yo… creo que eran mutantes o algo, porque saltan, vuelan… tienen unas habilidades que no han sido vistas ni entre los superhéroes más creativos de la historia.  Diría que sólo les falta hablar como en aquel capítulo de los simpsons en que una panda de Delfines conquista a la humanidad, y… ¡vamos que lo tenemos completito!. 

¿¡Cómo no!? Ante tal situación de caos, tenía que surgir un héroe.  Porque… ¿para qué servicios de salvamento, de rescate, de emegencias, polícias, protección civil, ambulancias y/o bomberos? Si tenemos al majete que interpretaba a Steven en la serie “Sensación de Vivir” por allá en los años 90 (Ian Ziering, ¡si! ¡ése!).  No está solo, lidera un equipo genuino: la rubia, su exmujer; la camarera con un par que le tira los trastos; la jovenzuela, su hija; el  otro “macho alfa” que resulta ser el rival y que no tiene desperdicio en lo inútil que resulta; y su hijo, el héroe II.  Pues nada, no preocuparse, que como buena “cutre-peli” no soy spoiler si digo que tiene un final feliz, y se sobreponen a todos los problemas.

Sin tener ni en cuenta mis gustos, es una película que… no hay por donde cogerla.  El argumento… ya está todo dicho.  Los efectos especiales… como que en obras de teatro infantiles se lo han currado más, y siendo una película del 2013, parece hecha antes de que yo naciera.  La banda sonora, sirve de descojone.  La fotografía y escenografía…  también como  “retro” recordando a la famosa serie de televisión “Los vigilantes de la Playa”. El make-up, estética, peluqueria y de más, lucido, teniendo en cuenta la sangre que sale, y como  después de todo lo que acaece… el aspecto… vaya, juzgen ustedes.   Y… un largo etcétera .  Pero, pero, PERO  “lo mejor” (sin duda): LOS DIÁLOGOS, no sé quién se fumó qué para desarrollar los diálogos pero supera con creces el argumento general de la historia.  Podría hacer varias citas y conseguiría carcajadas seguras, pero… la gracia es poder vivirlo en su contexto.

 


Comentarios de usuarios

Críticas de cine
Cine al Filo Cine al Filo