Portal de críticas cine al filo

PELÍCULA

Ficha técnica

Hard Candy

Hard Candy

Director: David Slade
Intérpretes: Ellen Page , Patrick Wilson , Sandra Oh

Título V.O.: Hard Candy
País: Estados Unidos Año: 2005
Fecha de estreno: 12/05/2005
Duración: 103 minutos
Género: Suspense



Sinopsis

Hayley, una encantadora e inteligente chica de 14 años decide quedar, tras tres semanas de chat, con Jeff Kohlver, un reconocido fotógrafo de 32 años, que la ha conocido por Internet. Tras un poco de flirteo charlando en una cafetería, Jeff se va con ella a casa. Todo va según lo previsto… Sin embargo, ¿conocemos realmente las intenciones de quien hemos conocido por Internet? 
Descubrir quién se encuentra detrás de la apariencia de un exitoso y moderado fotógrafo será tan difícil como saber a qué juega la dulce niña adolescente, que trata de resolver el misterio de la desaparecida Donna Mauer en una peligrosa y arriesgada trama.

 

P3


Tráiler

Crítica de Cine al Filo

por Patricia Bendala 17 junio 15

La ambigüedad es la que otorga la magia a este increíble film de suspense en el que nada es lo que parece y sin embargo todo es exactamente lo que parece. Las víctimas son los verdugos, los verdugos, las víctimas, y todo de nuevo al revés.

La acción de Hard candy se mantiene en constante movimiento, a pesar de las largas pausas en los diálogos y los momentos de silencio incómodo en los que no es posible evitar revolverse un poco en el asiento. La violencia se sobreentiende, pero apenas se ve, y sin embargo, se siente más que en películas muy explícitas. Y el drama psicológico está servido gracias a una fina línea argumental que te hace saltar mentalmente de un lado a otro sobre la finalidad de la película. ¿Quién es el verdugo y quién la víctima? La pregunta tiene muchas respuestas a lo largo del metraje, según en qué punto la pares ya no sabes quién es quién. Y ni siquiera al final termina de quedar claro hasta qué punto hay roles positivos y negativos.

Hard candy es una de esas películas que no vale pillar empezadas y en las que los ojos no pueden escaparse de la pantalla ni un segundo, sobre todo en todo el principio y final del thriller, ya que está cargado de pequeños detalles que hacen la trama brillante, como un puzzle de piezas muy pequeñas que terminan encajando a la perfección. Todo es importante, hasta el más insignificante comentario dicho a la ligera toma al final un papel relevante para comprender las conexiones del film.

Es casi imposible hacer una reseña muy concreta sin cometer muchos pero que muchos spoilers. Es más, Hard candy es una de esas películas en las que es casi mejor ni siquiera ver el tráiler antes de haberla visto. Lo mejor, la compleja y elaborada trama (inspirada en un hecho real), y la espectacular actuación de sus dos protagonistas: Ellen Page (Hayley) y Patrick Wilson (Jeff), quienes dan un impresionante realismo a las escenas más complicadas.

En definitiva, una película muy distinta, de presupuesto limitado, pero ha conseguido los mejores galardones de los principales Festivales independientes de cine, uniendo a crítica y público en un “win” rotundo. Muy impresionante.

Crítica de Cine al Filo

por Nuria 17 junio 15

Propuesta novedosa en este presente CineClub y descubrimiento de largometraje que merece la pena.  No es ningún secreto que soy amante de los thrillers psicológicos y este  me parece uno de los buenos.  El hilo argumental va pendulando de un extremo a otro de víctima-agresor en lo que es una buena y compleja historia del cazador cazado.  Basada en la noticia en Tokio que por medio de los chats atraía a su trampa a hombres interesados en sexo.

Los elementos esenciales de este género no carecen de calidad.  Sin artificilidad por factores de especial dedicación en el abuso de personajes o escenarios, ni una banda sonora que vaya marcando el ritmo, las anticipaciones ni las emociones; tan sólo son necesarias las presencias e interpretaciones de Patrick Wilson (Jeff Kohlver) y la enorme Ellen Paige (Hayley Stark), con varios giros en un mismo escenario.

En un inicio más o menos inocente se presencia un flirteo por medio de internet entre dos personas que deciden quedar.  El primer “escalofrío” anticipatorio llega cuando se produce el encuentro en la cafetería entre ambos.  Pues, se trata de una joven de 14 años, Hayley; y un atractivo fotógrafo treintañero, Jeff.  Para las personas sensibles con estos temas, el hecho de que el flirteo continúe, ya empieza a crear una tensión psicológica.  Como es propia actitud y comportamiento de los pedófilos, éste adula, invita, y consigue engatusar a la adolescente llevándosela a su casa.  El primer temblor ya se da cuando la chica, sonriente y con mirada de ilusión entra en el coche de Jeff. 

Éste la lleva a su casa, y la muestra.  Sin duda,  la escenografía de la misma ya describe simbólicamente dando a entender muchos de los rasgos de la personalidad del mismo.  Pulcro, minocioso, calculador, frío, solitario…   El flirteo se sigue dando.  Hayley trata de desarrollar sus dotes de “lolita” mientras Jeff, parece que consigue aumentar su propia autoestima y ego.  De repente cominezan a darse tremendos giros al mismo tiempo que se estira delhilo y se van descubriendo las verdades.  No es la primera película que nos muestra que no todo lo es lo que parece, pero aquí también se nos muestra que a veces es lo que parece aunque no lo parezca porque se intuye.  O… ¡o tampoco!.  Se juega con la mente del espectador sembrando la duda, planteándose temas como la dicotomía entre bien y el mal, justicia, culpabilidad y el remordimiento… a medida que se van descubriendo datos sobre el pasado de Jeff.   El identificar los roles de quién es víctima y quién agresor (o si en verdad lo son ambos), se da a lo largo del minutaje; y lo mismo ocurre con respecto al nivel de “cordura mental” de cada uno de ellos.

Calificada también como película de terror sin que haya violencia o sexo esplícito y salvaje, pero sin embargo, más que palpable y que se refleja en las tripas, pues… es una película excelente pero desde luego, agradable, no se puede decir que sea agradable.  La forma en que se va vislumbrando una persona puede diseñar tales planes y artimañas, es realmente brutal y deja helado que una persona tan joven pueda actuar como muestran durante esta historias de un perfil tan maquiavélico.  En la misma línea la manera en que se desencadena el final que resulta tremendo.  El poder de la manipulación, la coacción, la incitación… es decir cómo conseguir nuestros fines sin importar la ética de los medios y por medio de otros.

Crítica de Cine al Filo

por Jaime Novo 17 junio 15

Patricia, a quien le tocaba proponer cineclub este mes, insistía en que era mejor ver esta película sin saber de qué iba, evitando dentro de lo posible incluso ver el trailer, con lo que así empecé a ver Hard Candy.

Cita de chat, directa, sin titubeos, Hayley y Jeff deciden verse, ¿pero ya? Sí, en una hora.

Hayley en modo inocente, pidiéndose unos dulces mientras espera al chico, chico que aparece prácticamente al instante, Jeff, un tipo confiado y seguro de sí mismo, pronto empiezan las adulaciones de éste con respecto a la madurez de la chavala, pese a que desde el principio Hayley le confiesa que no parece un tipo que necesite buscar ligues en la red, con lo que el halago es recíproco en cierto modo. Hablan un poco sobre ellos, pese a lo incómodo de la situación como espectador por la diferencia de edad entre ambos, hablamos de un treintañero y una cría de 14 años, aún así la peli transcurre entre la cafetería y referencias a los gustos, incluso musicales, de Hayley, y con los que Jeff está de acuerdo y, al parecer, los comparte.

Parece que hay complicidad entre ambos, momento en que yo como espectador pensé: “bodrio a la vistaaa”, mientras miraba lo que le quedaba a la película “ufff, todavía una hora y media”, pronto ese “ufff” se tornaría en agobio, inquietud y dudas cuando, por fin, empezó ‘la otra peli’.

HARD CANDY.

Jeff no se corta ni un pelo en llevarse a la cría a su casa, más allá de sus intenciones, a mí ya me parece un invasivo de cojones desde el momento en que, al poco de haberla conocido en la cafetería, sin apenas haber compartido 4 palabras, ella le ofrece probar del bizcocho que está tomando y él acepta aproximando su dedo hacia el labio inferior de Hayley para hacerse con unos restos de chocolate que tenía la chavala, en lugar de una cucharada que sería lo normal entre dos desconocidos, con lo cual mantengo que me parece una persona invasiva, aunque pronto se cambian las tornas, Hayley va convirtiéndose en algo más que una invitada, precisamente desarrolla un estilo tremendamente invasivo, preguntando sobre aspectos de la casa y fotografías del propio Jeff, cogiendo objetos, haciendo suyo el lugar vaya, mientras mantiene mucho más las distancias que en la cafetería, negándose a tomar una copa, que venía de ofrecerle Jeff, excepto que sea ella la responsable de preparar el trago; como decía, hace de la casa y el entorno algo suyo.

Todo esto no es porque la chica sea un incordio, aunque es lo primero que uno pensaría cuando alguien es tan agitador en casa ajena, naturalmente empieza a percibirse que Hayley está tanteando a Jeff, recogiendo datos, descubriendo sus secretos y llevándolo al límite. Un límite que se sobrepasa.

A mí tampoco me gusta hacer spoiler, con lo cual vamos a definir el límite sobrepasado como un desmayo de Jeff, producto de las intenciones de Hayley, todo muy planificado por la cría, hablamos de una muchacha tan inteligente que no tiene reparos en reconocerlo y hacerlo saber. Particularmente es algo que admiro de las personas que conocen una virtud sobre ellos y no lo ocultan ni tiran de falsa modestia, esperando el halago ajeno, hay que saber reconocer los defectos y las virtudes de uno mismo, considero que es de mediocres buscar elogios gratis. Hayley se sabe más inteligente que Jeff, y que la mayoría, con lo cual lo declara abiertamente, es capaz de desarrollar un plan e improvisar con respecto al mismo conforme transcurren situaciones, aunque en ocasiones se muestra floja de recursos, algo también debido a que sólo tiene 14 años, tengamos eso en cuenta.
Cabe destacar lo brillante que están ambos actores, tanto Patrick Wilson que logra que te compadezcas de un personaje tan repulsivo, como una Ellen Page que muestra su versatilidad con este papelón, lejos de sus muy distintos personajes que ya ofreció en su particular repertorio como Juno, X-Men u Origen; de hecho, me hizo mucha gracia encontrarme con una Ellen Page aún más joven, joven tirando a canija, en la serie canadiense Trailer Park Boys, en este caso Ellen Page encarna a una adulta de 14 años.

Pese a los 14 años toma sus propias decisiones, bien estudiadas y sin que le tiemble la mano, está claro que no farolea con un “All In” de palo, ha decidido hacerle la vida imposible a Jeff y lo va a conseguir, el motivo se irá sabiendo poco a poco, aunque no hace falta ser un lince para percatarse del hecho de que Jeff es un asaltacunas, ya mencioné que su primera reacción ante la cría no me gusta, cuando hacía mención a lo invasivo que lo considero con una persona a la que le dobla la edad y con la que no tiene relación. La cuestión es saber si hubo algo más, y aunque la película no se torna en un juicio como tal, sí hay exposiciones y planteamientos propias de la Audiencia Nacional, con más de una sentencia desde que se denota su culpabilidad, más de un castigo, castigo relacionado con el sufrimiento, tanto físico, como psicológico, ya que Hayley consigue darle donde más le duele a Jeff: en la vergüenza que le produce su comportamiento, más aún ante la posibilidad de que la mujer de la que sigue enamorado, Janelle, algún día se entere de todo esto. Una herramienta que Hayley descubre, al dar con su punto débil, y utilizará a su antojo hasta lograr su objetivo.

El objetivo de Hayley es arrancarle la confesión sobre el asesinato de Donna Mauer, no se conforma con eso, sería muy fácil que sencillamente reconociese su culpabilidad, Hayley se ha erigido en la portavoz de toda muchacha que se ha sentido intimidada, asustada o han abusado de ella de alguna manera. Hayley está decidida, lo que te hace plantearte dónde están sus límites, cómo desarrolla sus métodos al tomarse la ley por su mano y, sobretodo, la innegociable renuncia a apiadarse de Jeff en ningún momento. Con lo cual nos ofrecerá una hora de thriller muy inquietante, hostil pero no por ello violento, sencillo sin caer en la torpeza de lo simple y sin ser sangriento aunque hiere, Hayley sabe cómo herir, esto es Hard Candy.

 

 

 

Propicios días!

Crítica de Cine al Filo

por Simón Pedreira 17 junio 15

Hard Candy.... traducido, difícil golosina/caramelo.... algo que le va mucho al argumento de esta película.

Y es que, la verdad, es inusual ver una película así: con tan sólo dos protagonistas durante todo el rodaje, con alguna aparición de otros personajes pero que apenas actúan. Del multiprotagonismo del anterior Cineclub (Snatch: cerdos y diamantes), pasamos a algo totalmente opuesto.

La verdad que no me ha disgustado la trama y la tensión psicológica que crea la protagonista adolescente, de 14 años, a un fotografiador de adolescentes, que supuestamente después viola y/o mata... la película deja una sesación al final de no saber exactamente quién tiene razón y quién no la tiene, ya que es una constante acusación por parte de un protagonista a otro, con ese "otro" negandolo en todo momento...

Por lo que, no se sabe (aunque se presupone), que el hombre es un pederasta; a pesar de ello, también se puede enfocar desde el punto de vista de que Hayley es una adolescente desiquilibrada al orquestar tal escenario, pensando en todo y engañando a Jeff, y poniendolo en situaciones de extrema tensión y algo violentas...

Un filme que tiene un discurso argumental bastante simple, pero que en ningún momento deja de entretener al espectador/a que lo está viendo... algo difícil de crear para lo que, en mi opinión, ocurre en a película... que es muy poco...

Buena propuesta esta película, en mi opinión... a veces las películas, aunque sean menos comerciales, acaban siendo tan interesantes como esta "Hard Candy"...

Gracias por la propuesta, Patricia!!


S8 


Comentarios de usuarios

Críticas de cine
Cine al Filo Cine al Filo