Portal de críticas cine al filo

PELÍCULA

Ficha técnica

Trailer Park Boys

Trailer Park Boys


Intérpretes: John Paul Tremblay , Robb Wells , Mike Smith , John Dunsworth , Patrick Roach , Lucy Decoutere , Sarah E. Dunsworth , Shelley Thompson , Jeanna Harrison-Steinhart , Ellen Page , Barrie Dunn , Jonathan Torrens , Tyrone Parsons , Cory Bowles , Michael Jackson , Bernard Robichaud

Título V.O.: Trailer Park Boys
País: Canadá Año: Desde 2001 a actualidad
Fecha de estreno: 22/04/2001
Duración: 9 Temporadas | En emisión
Género: Comedia



Sinopsis

El Sunnyvale Trailer Park se encuentra a las afueras de Halifax, la capital más grande de la provincia de Nueva Escocia en Canadá, una comunidad donde los pequeños delitos, argucias y triquiñuelas están a la orden del día para salir adelante, siendo principalmente Julian y Ricky los máximos gestores de estas actividades con las que lucrarse y poder aguantar un tiempo con ese remanente o sencillamente fundírselo en agarrarse un buen mocazo esa misma noche, es habitual que les acompañe su amigo Bubbles, mientras el encargado del barrio, el Sr.Lahey, tratará de importunar cualquier negocio o trapicheo dentro del parque de caravanas.

 

 

 

 

N6


Tráiler

Crítica de Cine al Filo

por Jaime Novo 14 noviembre 13

Habitualmente cuando destaco una peli o serie en forma de reseña suele ser porque me ha gustado, podríamos decir que mi motivación es la de recomendarla. En este caso, con Trailer Park Boys, la cosa llega más lejos, mi reivindicación alcanza un nuevo nivel y la dejaré para mis últimas líneas, en el último párrafo a modo de firma.

Trailer Park Boys

La historia transcurre a las afueras de Halifax, la capital de Nueva Escocia en Canadá, siendo el parque de caravanas de Sunnyvale el escenario donde se registrará la mayor parte de la acción de esta obra maestra.

¡Alto! Esta no es una serie recomendable para cualquiera. Hablando claramente vaya: si tu perfil de serie es del tipo “Friends” (por citar alguna) donde unos adorables muchachitos sin el máximo problema más allá de si la persona que le atrae le corresponde o si el vestidito de la tienda ha bajado de precio, mientras parlotea de ello en el pisito compartido con sus súper amigos ¡¡Tíííaaa!! mientras disfrutan del día de acción de gracias entre sonrisas y música de fondo, pues OK, pero bájate en la siguiente parada, ya que entonces para este caso no estamos en la misma sintonía, Trailer Park Boys ni ha oído hablar de pijilandia y, por tanto, no se centra en “niños bien”.

En este caso, y para empezar, tanto Ricky como Julian son unos malditos expresidiarios, que no aprenden, no hay manera de enderezarlos, puesto que según ponen un pie en la calle ya están dándole vueltas al próximo golpe, y mientras Julian insiste en centrarse y dar su último golpe para poder retirarse cuanto antes, pillarse una caravana en el parque y vivir como buenamente pueda, el desastroso de Ricky a la mínima que tiene algún tipo de propuesta económica se lo funde concienzudamente y en apenas unas horas ha vuelto a quedarse tieso y, eso sí, con una resaca de cojones.

La serie está llevada en modo documental, en ocasiones no sólo se dirigen a cámara para compartir sus impresiones o dar pistas sobre sus siguientes pasos, sino que un montón de veces se comunican con los propios ayudantes de cámara y parte del equipo, es un estilo que últimamente no resulta extraño encontrarse debido a otras sitcom como The Office o Modern Family, con la diferencia de que los canadienses de Trailer Park Boys fueron los propulsores de este estilo.

En Sunnyvale vive otro tipo de gente a la que uno está acostumbrado, puesto que malviven en trailers, coches que están para el arrastre o armarios de herramientas y la mayoría de ellos declara en más de una ocasión que no necesita mucho más, hace tiempo que dejaron de creer en la tierra prometida, aún así no cesan en su empeño de mejorar dentro del entorno, y para ello hay que dar algún golpe y buscarse la vida, ya sea plantando maría, robando en las puertas del súper o recogiendo mobiliario que la gente deje en contenedores… O lo que ellos interpretan como que alguien lo ha dejado allí (Aquí es donde encontramos el quid de la cuestión), ya que muchos de los objetos que se agencian para revenderlos lo hacen desde una perspectiva bastante peculiar, de todos modos este particular estilo es algo que irás comprobando con el transcurso de la capitulada de rigor, y a eso voy, un punto muy importante.

Paciencia con Trailer Park Boys, personalmente veo muy difícil que a alguien le conquiste esta serie con los primeros visionados, es más, casi te diría que el primer capítulo no tiene nada que ver con la serie en sí para cogerla como referente, está cerca de ser el más flojo y uno de los que menos valoro, pero es muy importante dado que te presenta a todos los personajes y sobretodo el rol de cada uno, con lo cual recomendaría ver varios capítulos antes de sacar conclusiones, curiosamente los roles de los principales protagonistas enseguida empiezan a brillar por sí mismos, haré un breve repaso mientras menciono algunos aspectos destacables de cada uno de los pájaros que sobrevuelan Sunnyvale día y noche.

.:Julian:. Es a priori el protagonista principal, junto a Ricky, acaba de salir de la cárcel y vuelve al barrio, cuando reaparece en la escena todos tiran de él para que se encargue de un asunto en el que debe echar a un intruso como Cyrus que ha llegado a Sunnyvale con la intención de quedarse, después de acomodarse precisamente en la caravana de Julian, con lo que rápidamente se comprende que Julian es un líder natural, valiente, concienzudo e innovador, personalmente lo que me encanta de “Juls” es que siempre lleva consigo un copazo bien cargado, supuestamente de ron-cola, con lo que es fácil verlo ingiriéndose unos buenos brutales en cualquier escenario, pero sin templarse ya que asimila muy bien el alcohol a diferencia de los demás.

.:Ricky:. Protagonista principal también de la serie, de hecho la trama gira en torno a él en muchos tramos, es un personaje completamente distinto a Julian, en ocasiones parece incluso depender de él y todo, aunque desde mi punto de vista creo que ambos se necesitan por mucho que se muestren en desacuerdo en la mayoría de decisiones, su gran obsesión es la de reconquistar a Lucy, que le deje vivir con ella y casarse para criar a la pequeña Trinitry, una niña que le adora, con lo que en ciertos puntos se obceca en centrarse con algún tipo de formación educativa ya que está cansado de no saber expresarse como él querría, lo que condiciona que en ocasiones se ninguneé su exposición ante un proyecto, y en eso se centra aparte de aguantar el día a día pensando en el mocazo que se va a pillar en cuanto caiga la noche con la priva suficiente para caer redondo mientras le gorrea algún piti a Trevor y Cory.

.:Bubbles:. Adopta el nombre Bubbles como apodo en base a una maquinita de burbujas con la que juega con sus gatos, de pequeño fue abandonado por sus padres y por ello tiene a Julian y Ricky como algo más que amigos, son su referente, el bueno de Bubbles sufre una aparente disminución mental que no le impide apuntarse a todo y ser una de las voces más tenidas en cuenta, ya que es querido y respetado a partes iguales por todo el barrio y su deficiencia no parece importar a nadie con lo que no sólo es uno más, sino que está entre las voces cantantes del grupo y sabe siempre cómo escaquearse cuando algo puede perjudicarle, casi siempre relacionado con actos delictivos, igual que consigue que le presten toda la atención cuando la precisa, Bubbles es un amante de los gatos y sobrevive robando carritos de la compra que, tras repararlos, los revende por 18 pavos, a partir de la segunda temporada será cada vez más clave y es fácil encontrártelo conduciendo el kart que Ricky le regaló.

El resto de personajes, también rozan lo “protagonizable” en muchos aspectos, como cuando Jim Lahey se obceca en desbaratar los planes de esta banda, siempre desde un buen enfoque pero al final esa obsesión por enchironarlos se le va de las manos y pierde las formas, el juicio y toda credibilidad, más aún si va más mamao que una merluza bien cocida, algo muy habitual en el bueno de Lahey, es posiblemente el que se agarra los mocazos más monumentales hasta un nivel absolutamente incontrolable, y a veces sólo Randy consigue controlarlo, pero en contadas ocasiones; Randy es otro caso aparte, es el ayudante del Sr.Lahey, a quien respeta muchísimo por ello es muy permisivo con él, aunque siempre procura caer mejor a los demás, pero absolutamente nadie le toma en serio, básicamente porque siempre va descamisao y luciendo una tripa que se gana a base de empujarse toda hamburguesa que se cruza en su camino, es un tripero de mucho cuidao, por ello es objeto de burlas de todo el parque, suele ser J-Roc quien más se cantea; personalmente J-Roc es de mis favoritos, aunque pierde mucho gas con el paso de las temporadas, el doblaje en castellano me encanta, esa manera en que dice <¿Qué pasha ma-mo-na-zo? Éste es mi Bussines ¿entiendes?> es fácilmente imitable y es un pavo que ama la música rap, de hecho está gestándose un imperio musical, o eso intenta, lo destacable de J-Roc para Julian y Ricky es que -junto a Tyrone- te puede conseguir cualquier cosa en poquísimo tiempo; por otro lado, tenemos a Lucy, quien tuvo una hija con Ricky llamada Trinitry y esta chiquilla con el paso de los días se vuelve más incontrolable, con poquísima edad está acostumbradísima a los trapicheos de su padre, conoce la jerga de las calles y tiene el desparpajo suficiente como para subirse a un coche y conducirlo si le apetece, aparte de que siempre que puede putea un poquillo a Cory y Trevor; Cory y Trevor son un par de pardillos, pero tremendamente voluntariosos, que siempre siguen los pasos de Julian y Ricky, debido a la profunda admiración que sienten hacia ellos, pese a que Ricky siempre les levanta tabaco en cuanto les ve y les menosprecia hasta con empujones y golpes, son un par de parias a los que cuesta ver por separado, pero muy necesarios para las propuestas de Julian.

Básicamente estos son los personajes, faltan algunos secundarios, como Treena, la hija del Sr.Lahey (interpretada por Ellen Page), que sólo aperece en la segunda temporada y siente devoción por todo aquello que hace Ricky y él la cuida como a una hija, falta mencionar al padre de Ricky que es un antiguo camionero de lo más dejado, Sarah que siempre protege a Trevor y Cory, o Cyrus, también conocido como el puto Cyrus, que la verdad es que capítulo en el que sale, capítulo en el que sabes que se va a liar.

Sin más, ésta es una serie que, como le dije al amigo que me la recomendó, no tiene una gran trama, no tiene un reparto increíble, anda falta de conversaciones y reflexiones profundas, aporta más bien poco en muchos sentidos, pero es la caña y resulta imposible que no guste, al final es fácil verse identificado por los personajes, quizá no tanto con sus andanzas, pero sí con su perspectiva, el entorno, y el hacer lo que sea necesario para salir adelante como cuando inician el proyecto “Libertad 35”.

Es una serie que se echa de menos cuando dejas de verla, y es que de las 8 temporadas que tiene, además de algunos especiales, contenidos extras y una película, a España sólo han llegado las 6 primeras, con lo que aquí viene mi reivindicación que comentaba al principio. Seré claro y conciso:

Exigimos que estén disponibles en España los DVD’s de Trailer Park Boys. Primer aviso.

 

 

 

 

Propicios días!


Comentarios de usuarios

Críticas de cine
Cine al Filo Cine al Filo