Portal de críticas cine al filo

PELÍCULA

Ficha técnica

Relatos salvajes

Relatos salvajes

Director: Damián Szifrón
Intérpretes: Darío Grandinetti , Leonardo Sbaraglia , María Marull , Ricardo Darín

Título V.O.: Relatos salvajes
País: Argentina Año: 2014
Fecha de estreno: 17/10/2014
Duración: 122 min.
Género: Comedia dramática



Sinopsis

¿Alguna vez has perdido el control? ¿Hasta qué punto? ¿Qué límite tiene el ser humano? ¿Cuánto puede arriesgar para ganar nada? ¿Cuánto pesa el orgullo en la balanza de decisiones? Relatos Salvajes solo nos narra eso: historias de personas que se han convertido, de repente, en salvajes, no por las circunstancias en sí mismas, sino por el salvajismo del ser humano. Ingrediente obligatorio de ello es, sin duda, el humor, la parte más sorprendente de este film argentino.



AR  


Tráiler

Crítica de Cine al Filo

por Alberto R. del Nogal 27 octubre 14

La película se divide en seis relatos salvajes a los que intentaré hacer algún comentario. 

Relato 1: Pasternak

¿Qué pasaría si esa persona, víctima de burlas y acoso social, se vengara un día de la manera más inesperada posible? Durante un vuelo estándar, y de manera casual, dos personas empiezan a hablar y se dan cuenta de que tienen un conocido en común, un tal Pasternak. Lo que no podían imaginar es que cada pasajero del avión tenía vínculos con él y no precisamente muy agradables. ¿Por qué estaba todos allí? Entre un diálogo cómico y un destino lleno de miedo, el espectador se da cuenta que entre risas, quizá la venganza de Pasternak se vuelve demasiado salvaje.

Relato 2: Las ratas

A un restaurante cualquiera llega un hombre de aparente poder social y económico. La camarera, nada más verlo, le comenta a la cocinera –mujer experimentada y sin tapaduras– que ese hombre fue el culpable indirecto de la muerte de su padre, pues ante las dificultades económicas que impuso a su familia, no vio otra solución más que el suicidio. A partir de aquí la cocina, que se mueve entre lo chistoso y lo cruel, propone matarlo echándole a la comida matarratas. Tras la negativa de la camarera, le echa el veneno en las patatas sin que ella se dé cuenta. La situación se complica cuando entra al restaurante el hijo de Cuenca, el malvado empresario, y comparte las patatas fritas envenenadas. La solución podría ser fácil: confesar y evitar cualquier muerte. Sin embargo, ese camino no sería digno de ser filmado.


 

Relato 3: El más fuerte

En una carretera del norte de Argentina comparten dos coches la misma dirección. El lujoso Audi intenta adelantar a un coche muy viejo pero, sorprendentemente, este impide constantemente el adelantamiento a aquel. No por mucho tiempo, y no sin insultos en la distancia, finalmente el Audi lo adelanta y le grita unas feas palabras que intentan poner un ego encima del otro. Poco después, Diego, el conductor del Audi, sufre un pinchazo. Mientras intenta arreglarlo, llega el otro hombre con intenciones nada amistosas. A partir de aquí comienza la tensión estúpida y una pelea que destaca por su odio y, a la vez, una estética amorosa de dos personas que aunque no lo sabían, acabarían siendo vistas como una desafortunada pareja.

Relato 4: Bombita

La situación de esta historia es tan cotidiana como absurdo es su final. ¿Qué pasaría si recibieras una multa de manera injusta? ¿Y si fuera dos veces? ¿Además, qué se te pasaría por la cabeza si fueras ingeniero en explosivos? Si juntas los ingredientes, el final será la “bomba”.

 

Relato 5: La propuesta

Un hijo de un matrimonio multimillonario atropella a una mujer embarazada causando su muerte. La situación se agrava por dos pequeños matices: iba borracho y se dio a la fuga. Ante la magnitud del delito y el capital que posee la familia, deciden emprender un plan para que comprando la voluntad del sirviendo, acceda este a ir a la cárcel. Como no podía ser de otra manera, lo peor del ser humano vuelve a salir a la luz para conducir la historia desde la tragedia hasta la muerte, pasando por lo gracioso de la avaricia humana.

Relato 6: Hasta que la muerte nos separe

En la boda de Romina y Ariel sucede algo de película: Romina se entera que él la fue infiel. En un escenario tan idílico, el resultado de esta confesión puede ser proporcionalmente desastrosa. Lo divertido, si es que existe, es que del odio al amor se pasa en un santiamén.
 

Los seis relatos comparten el elemento humorístico constantemente, que se cruza sin descanso con el horror. Y es ahí donde nace la virtud de la película: sacar las características más estúpidas y pasionales del ser humano y juntarlas con su lado más salvaje. Lo cotidiano puede llevar a la locura si se juntan los componentes precisos. Una tragicomedia dividida en seis bloques el siglo XXI.

 


Comentarios de usuarios

Críticas de cine
Cine al Filo Cine al Filo