Portal de críticas cine al filo

PELÍCULA

Ficha técnica

Jackie Brown

Jackie Brown

Director: Quentin Tarantino
Intérpretes: Samuel L. Jackson , Robert De Niro , Pam Grier , Robert Forster , Michael Keaton , Bridget Fonda

Título V.O.: Jackie Brown
País: Estados Unidos Año: 1997
Fecha de estreno: 23/02/1998
Duración: 154 min.
Género: Policiaca
Guión: Quentin Tarantino


Sinopsis

Jackie Brown es una azafata de vuelo que, debido a sus necesidades económicas, hace de correo para un traficante de armas llamado Ordell, quien está en busca y captura.

El policía Ray Nicolette propone a Jackie que les facilite llegar hasta él un día que la detienen en la aduana, de esta forma se librará de los delitos de tráfico de drogas y evasión.

 

 

 

 

N6


Tráiler

Crítica de Cine al Filo

por Jaime Novo 07 enero 13

Quedan 10 u 11 días para el estreno de Django Unchained, lo que provocó, hace bastantes días, que el amigo Cedres nos incitase a varios members-staff a dedicarle, desde esta web, un “Ciclo Tarantino” a este carismático director en la antesala de su nuevo desencadenado trabajo. Una bonita iniciativa.

Para ello, algunos nos animamos a formar parte de este “Special Quentin”, mientras el “citado incitador” Cedrés abría el telón dedicándole unas líneas a Death Proof, seguido de Azahara con una reseña sobre Inglourious Basterds, y ahora recojo yo el testigo para centrarme en Jackie Brown.

Si hay una película ideal para enlazar con nuestra última publicación, Malditos Bastardos, creo que es ésta, basándome principalmente en que recojo el guante de Aza cuando se refería a Jackie Brown como “un sin sentido” y esto no podía quedar así compi :)

Ante todo, soy consciente de que referirse a esta película, basada en la novela “Rum Punch”, es hacerlo ante una de las “apestadas” entre los más fieles seguidores del clásico cine de Tarantino, puesto que en Jackie Brown se dista verdaderamente complicado contemplar un film en el que la sangre brote a borbotones, contemples escenas verdaderamente grotescas y quizá se aleje de lo que uno espera cuando pone una cinta dirigida por el bueno de Quentin. Pero no por ello debe ser mala, de ahí que la eligiese para hablar sobre ella, sigue manteniendo su sello en cada diálogo, captura o situación.

Además de las principales “pegas” que los seguidores de Tarantino encontraron en Jackie Brown, el citado hecho de que no se trate de “una tarantinada”, puede comprenderse que el hecho de que estas dos horas y media transcurran algo lentas podría echar para atrás a muchas personas, pero considero que es necesario disfrutar también de un tipo de película más relajada, que no aburrida.

Jackie Brown

Como siempre destaco en mis críticas, procuro que mis aportes surjan desde mi más honesta percepción, y si para ello tengo que destacar algún hecho, así como su procedencia, que para ti pueda ser irrelevante no creo que sea un motivo para echarme atrás, con lo que destacaré una frikada personal, en la que, como siempre hago, me dejo enredar por mis propias influencias melómanas.

Los Chikos del Maíz es un grupo de rap, que escucho con mucha frecuencia y varias de sus frases me gustan hasta el punto de sabérmelas, del mismo modo que nos ocurre a todos con la música, por ello siempre me ha gustado mucho una frase de El Nega (integrante de dicha formación) que dice así “Periférico Underground, tengo rimas y no tengo Down; pierdo neuronas como De Niro en Jackie Brown.”, refiriéndose al comportamiento de Robert De Niro, Louis en esta película, que para mí firma una gran actuación sin necesidad de destacar.

Como ocurre habitualmente, mis parrafadas suelen ser bastante caóticas, sin un principio definido y con el fin siempre en el aire, con lo que voy a empezar hablando de Robert De Niro, quien interpreta a un ex-convicto, que ha pasado los últimos 4 años en chirona por robar un banco, lo cual seduce a la irritante Melanie, y ahora que está incorporado a la sociedad, es su amigo Ordell, un traficante de armas sin tapujos, quien pretende recuperarlo “para la causa”. Aunque Louis, aunque no es muy hablador a la hora de interactuar, acapara bastante cupo de pantalla, pese a hacerlo desde un punto siempre secundario, no obstante Ordell percibe cómo el tipo que siempre fue ha desaparecido tras cuatro años desaparecido de la escena, lo cual decepciona a éste al comprobar que, efectivamente, las neuronas ya no le rigen como antaño.

Ordell, sin tratarse del personaje principal, es clave en la trama y está interpretado por Samuel L. Jackson, el actor fetiche de Tarantino por excelencia, lo suyo son los chanchullos, la venta de drogas, armas y evadir impuestos. Todo un pieza, el lote perfecto vaya. Entre el amplio abanico dentro de su metodología, está el emplear a una azafata de vuelo, Jackie Brown, para que le haga de correo.

Un día nuestra Jackie es sorprendida en aduana y el inagotable policía Ray Nicolette (Michael Keaton) le ofrecerá la tarjeta del monopoly “queda libre de la cárcel” si ésta hace esfuerzos para ayudarles a atrapar al traficante Ordell, lo que condicionará futuras entregas, sospechas, especulación sobre traiciones, despistes, decepciones, peligros, amenazas, alianzas y la inestimable ayuda de Max Cherry para que Jackie no sólo salve el pellejo, ante el planteamiento de “vender a Ordell a la pasma”, si no que pueda sacar alguna clase de provecho aún mayor, para redondear la operación, en la que ambos se juegan el pescuezo a dos bandas. Max lo apuesta todo por ella.

Básicamente, en el reparto he infiltrado parte de la trama, una trama que va organizándose de tal manera que el final de la misma se resuelve “in-extremis”, lo cual nos deja muchos guiños, siendo uno de los más destacables, teniendo en cuenta este “Ciclo Tarantino de cinealfilo”, el hecho de que el traje que se compra Jackie es el mismo que luce Mia Wallace en Pulp Fiction.

Lo dicho, una película recomendable, siempre y cuando uno olvide que se está acomodando para ver una película de Tarantino, puesto que no tiene absolutamente nada que ver con otras míticas como Reservoir Dogs, Kill Bill o las citadas Malditos Bastardos y Death Proof donde la violencia es una constante y la sangre abundante. En este caso, se entremezclan los reconocibles diálogos “marca de la casa Tarantino”, una investigación policial y la supervivencia en las calles cuando te dedicas a lucrarte de ellas.

 

 

 

 

Propicios días!


Comentarios de usuarios

Críticas de cine
Cine al Filo Cine al Filo