Portal de críticas cine al filo

PELÍCULA

Ficha técnica

28 Semanas después

28 Semanas después


Intérpretes: Robert Carlyle , Jeremy Renner , Idris Elba , Harold Perrineau , Mackintosh Muggleton , Imogen Poots , Mary Byrne , Catherine McCormack

Título V.O.: 28 Weeks Later
País: Reino Unido Año: 2007
Fecha de estreno: 29/06/2007
Duración: 100 minutos
Género: Terror



Sinopsis

Tras la infección generada en "28 días después" la historia se traslada "28 semanas después" cuando la OTAN y el ejército de EE.UU. confirman que la isla fue puesta en cuarentena y tras rescatar a los supervivientes y comprobar cómo los infectados morían por inanición, la siguiente maniobra es repoblar Gran Bretaña, con lo que la médico Scarlett examina a los británicos que vuelven a casa detectando heterocromía en los ojos del pequeño Andy, resulta ser hijo de Alice, que la daban por muerta, convirtiéndose en pieza clave para una posible cura de este desatado virus que brota de nuevo.

 

 

 

N6


Tráiler

Crítica de Cine al Filo

por Jaime Novo 31 octubre 15

Hace un año en Cinealfilo estábamos involucrados en pleno "Ciclo Halloween" y quise decantarme por una de mis películas favoritas de temática zombie, como es 28 Días después, en dicha reseña -como es habitual- no quise dar pistas sobre lo que ocurre, para que sorprenda al espectador, así como tampoco responder a una de las preguntas clave de la primera parte, ¿se ha propagado más allá del Reino Unido? En este caso ya lo sabemos, con lo que como hoy es 31 de octubre, Halloween como tal, unido a que en el último cineaclub nos tocó Trainspotting donde Robert Carlyle (al que cité dicha peli) interpreta a un tipo odioso en este caso el odio se tornará en rabia, dado que "Don" Harris (Robert Carlyle) es el principal causante de la propagación en esta película. Robert Carlyle es un actorazo, pero vaya par de papelitos le ha tocado encarnar...

Donald "Don" Harris se encuentra oculto junto a su mujer Alice y a unos pocos supervivientes en una casa, en un momento cualquiera del caos que venía produciéndose en Inglaterra en "28 semanas después", instante en que reciben la indeseable visita de un buen número de infectados sedientos de sangre y con el único objetivo de propagar de manera sanguinaría y dolorosa. Durante el suceso Alice se encuentra por la casa buscando a un niño, para protegerlo del ataque de los infectados, mientras su marido "Don" le ruega que se olvide del chiquillo y huyan juntos, hasta que el ruego se torna en un grito desesperado de intento de convicción que no se cumple y se transforma en desesperación invadida por el miedo, momento en que "Don" escapa de la casa, para sorpresa de Alice cuando ésta le pedía ayuda, con lo que "Don" pone pies en polvorosa e inicia una desatada carrera, que sin duda es una de las más espectaculares e intensas en este género cinematográfico, hasta que logra alcanzar una lancha y consigue echar tierra de por medio con los numerosísimos que se amontonaban en su propio rastro, dejando atrás a todos los rabiosos y... a su mujer, Alice, a la que deja abandonada y tan sólo -en carrera- le dedica una última mirada a la ventana donde ella continuaba pidiendo auxilio ahogada en pánico e incredulidad, sus ojos reflejan esa angustia. Esos ojos. Los ojos de Alice terminarán resultando siendo claves, y no toda la culpa será directamente de "Don". A eso iremos después.

28 Semanas después.

Han pasado 28 semanas después desde que se desató la infección, ya no quedan afectados, la película te muestra por medio de anotaciones cómo fue evolucionando esta propagación, así como el comportamiento del resto del planeta con respecto a Inglaterra, con lo cual, y respondiendo a las preguntas de "28 días después", efectivamente este virus sólo se expandió en el Reino Unido, el resto del planeta se mantuvo seguro, pero con cautela, una vez los infectados fueron cayendo, entró en Inglaterra La OTAN junto al Ejército estadounidense con la intención de recuperar la normalidad, con nuevas instalaciones, mucha seguridad y un protocolo estrictamente definido. Inglaterra no es como la conocemos, aunque Inglaterra es un buen lugar para reiniciar, todavía existen zonas vetadas para la población, traída para repoblar, como ciertas antiguas calles y avenidas en las que se agolpan ratas, perros y demás peligros para la salud por mordeduras, contagios de forma independiente de lo que provocó este insalvable daño.

Entre los recién llegados a Inglaterra se encuentran dos hermanos, Andy Harris -de 12 años- y su hermana mayor Tammy Harris. Ambos son hijos de Alice y "Don" Harris, curiosamente la provechosa huída de "Don" le condujo hasta este punto donde le asignan el puesto de Oficial de sección, con acceso total a todas las áreas, con lo que dirige el bloque donde viene a afincarse esta nueva flota de recién llegados a la Nueva Inglaterra.

Pese a la extrema y estudiada seguridad a la que se encuentra sometida la ciudad, con francotiradores custodiando el bienestar de la población prácticamente en cada esquina, Andy y Tammy deciden salir de la zona protegida para recorrer las vacías calles de Londres, momento en que el Sargento Doyle advierte a Flynn, quien se encuentra con el helicóptero, que no pierda de vista a los chavales, a los que se refiere como cachorros humanos... Estos cachorricos terminan llegando a la que fue su casa, empujados por el recuerdo y las ganas de recuperar cosas que fueron suyas.

Para sorpresa del personal los chavales se encuentran con algo completamente inesperado -no es spoiler, dado que es la clave de la historia- instante en que Andy sube a la buhardilla, buscando a su hermana, pensando que le gastaba una broma, pero a quien encuentra termina siendo a su madre Alice en la misma buhardilla ¿qué hace allí? ¿No había muerto? ¿Sencillamente lo dio por hecho su marido cuando emprendió su desbandada? ¿Acaso no les dijo expresamente a sus hijos que la vio morir? ¿Cómo logró sobrevivir Alice al verse rodeadísima en un habitáculo tan pequeño? Muchas preguntas y una sola respuesta.

Como vengo a decir en el final del segundo párrafo de esta entrada, los ojos de Alice son clave, se caracterizan por tener una heterocromía que se traduce en la diferencia de color entre un ojo y otro, lo que inexplicablemente le hace inmune al virus de la rabia, según detecta la Doctora Scarlett Levy, con lo cual aunque es poseedora del virus los efectos del mismo no se desarrollan en su organismo, esto significa que este exceso o disminución de melanina en su cuerpo podría ser clave para obtener una vacuna contra esta rabia que dejó desolada Inglaterra por completo.

Desgraciadamente, y como suele ser habitual, la fuerza bruta se impone al sentido común, y mientras la Mayor Scarlett Levy intenta convencer al General Stone de la importancia de contar entre sus filas con la recién encontrada Alice, el General hace caso omiso y considera que la mejor solución es el exterminio, un exterminio que finalmente lejos de producirse con la superviviente acabará extendiéndose a toda Inglaterra a la misma velocidad que la infección, porque sí amigos, la infección vuelve a activarse de nuevo en Londres.

Sobra explicar cómo se produce, pero cada miembro de la familia, a su manera, termina siendo un factor decisivo para esta activación del virus, sin mostrar más de lo debido -para evitar spoiler- recordaremos un aspecto ya mencionado como el acceso total a todas las áreas de "Don", el hecho de que Alice sea portadora y que todo se haya desatado por el correteo en las calles de Andy y Tammy ¡Ay, la que lían los cachorros!

El virus se ha desatado de nuevo, más agresivo y virulento que como lo recordabámos en "28 días después" y tanto la Doctora Scarlett, el Sargento Doyle y Flynn (a su manera) unirán fuerzas para poner a los chiquillos en zona segura, dado que ellos también podrían poseer la clave para crear una vacuna en caso de haber heredado esta particularidad que mostraba Alice, de hecho el pequeño de ellos, Andy, también muestra un iris de cada color como su madre.

28 Semanas después se presentó con la obligación de mantener el nivel de 28 días después, en mi opinión lo mantiene e incluso puede llegar a superarla, porque reúne un poquito de todo, la ineficacia humana, la crueldad de dicha especie con sus congéneres en según qué momentos de la película, una explicación a este problema, una esperanza constante durante toda la película y zombis... muchos zombis. No obstante, ya lo advertía Enjuto Mojamuto en uno de sus vídeos "Los zombis de 28 semanas después no son zombis, son infectados". Tengámoslo en cuenta.

Así es, 28 días/semanas marcó un desafío dentro del género y mostró la ira del infectado, la propagación, la ferocidad de este ser sanguinario, aparcando la clásica imagen del zombi derretido por el paso del tiempo y cuya inexpresión te hacía imposible tomarle en serio, estos infectados acojonan, porque sus movimientos son ágiles y fuertes. En esta película, además, se presenta un comportamiento curioso y extraño, del que indudablemente te percatas, y es la lucha interna del infectado, la podemos comprobar en "Don" cuando estando inmerso en pleno ataque también le invaden recuerdos y cabe plantearse si esos recuerdos impiden o refuerzan que esa rabia posea completamente al infectado, es un hecho que pasa de puntillas pero que quizá abra la puerta para futuras películas de este tipo.

En este caso, tampoco da tiempo a planteamientos de este tipo, la concentración por poner a los chiquillos a salvo es máxima y ante esta cruel y rápida pandemia no haya nada que hacer, por muchos libros sobre temática zombi que tengas (mi caso) o te hayas visto películas a puñaos (of course), ante una situación de este tipo la solución es la que compruebas que el Ejército está tomando para evitar su propagación como sea.

Ahora, tras un final de infarto y unas últimas capturas que te hacen sacar una conclusión bien clara con respecto a si se ha producido o no la propagación al resto del planeta, sólo espero que los rumores que indicaban que una tercera parte de esta saga venían fraguándose sean ciertos, y que 28 meses después sea pronto una realidad.

 

 

 

Propicios días!


Comentarios de usuarios

Críticas de cine
Cine al Filo Cine al Filo