Portal de críticas cine al filo

PELÍCULA

Ficha técnica

Toro

Toro


Título V.O.: Toro
País: España Año: 2016
Fecha de estreno: 22/04/2016
Duración: 110 minutos
Género: Acción



Sinopsis

Unos delincuentes de una banda organizada del sur de España van a dar un último golpe para retirarse. Pero en el retiro, el pasado reaparece para volverles a llevar, aunque sea arrastras, al lugar al que  pertenecen, el lugar donde nace la violencia, el rencor y la traición. Una historia llena de acción, de persecuciones trepidantes y de sentimientos e intereses encontrados que nos mostrará un universo escondido y desconocido para los comunes mortales, pero que sin duda existe y nosotros alimentamos.


Tráiler

Crítica de Cine al Filo

por Ricci Ricardo 01 agosto 16

La verdad sea dicha, para conseguir algo hay que intentarlo y el cine español en los géneros de acción y crimen lo va consiguiendo. Grandes pasos fueron: Celda 211, No hay paz para los malvados, El niño; ejemplos de los últimos tiempos y que han triunfado tanto en la taquilla como con la crítica, otras pertenecen al cine negro.

 

Inevitablemente para mí, siempre acabo poniéndoles el listón en Hollywood. Intento luchar contra ese patrón mental de calidad pero ya me rendí hace tiempo, ellos (los estadounidenses) son los mejores en estas lindes, por tanto la comparación siempre va a estar ahi. De todos modos suelo usar un truquito para no obcecarme: si a la película española en cuestión le ponemos mentalmente rostros famosos del panorama norteamericano durante unos segundos, pueden ocurrir dos cosas: o bien que nos quede una película de domingo por la tarde, una más o que la imagen mental sea la de un peliculón. Os invito a hacerlo, coged cualquier éxito del cine español y ponerle un Robert De Niro, un Brad Pitt o una Meryl Streep y a ver que os queda.

 

Sea como sea, Toro está a mitad de camino de ser una gran película de acción española. Pero no por que haya cosas malas, que las hay, sino por que todas no son buenas y por que las buenas o no son las más importantes, o por que entre ellas no suman lo que tienen que sumar.

 

La lista del reparto tiene una media realmente alta: José Sacristán, Luis Tosar, Mario Casas, entre otros. La cosa es que algunos han estado por debajo de la media, como en el caso de Don José Sacristán. Su rostro, su mirada y su tono de voz suelen ser más que suficientes para que nos deje asombrados y sin duda el director esto se lo sabía, pero no es suficiente, por muy maestro que sea J. Sacristán mirándote a lo serio, no te llena 110 minutos de cinta. La templanza y sobriedad de este actor son las de un mago de la escena pero cuando el personaje a interpretar es una especie de malo de cómic con reminiscencias a los malos estrambóticos llenos de taras físicas y mentales de James Bond, la cosa se le complica al actor. Aunque por otro lado casi es difícil saber que otro actor podría haber salvado a ese personaje.

 

Del muchacho Mario Casas se pueden decir muchas cosas: buenas, malas y regulares. Solo decir que su camino es muy parecido al de otras estrellas, me recuerda a Leonardo Di Caprio. Pues espero que pronto un director trate y contrate a Mario Casas como se merece y que le ponga al borde del precipicio interpretativo y no solo lo hagan por que su cuerpo en las peleas y su cara en los primeros planos, que es lo que de momento, como Leonardo en su día, va llenando las salas de las películas en las que actúa, sino que cuando lo hagan, sea por que le salga el animal teatral que este chico tiene dentro, que lo tiene y que en la película sale sólo en una escena. Me atrevería decir que llegado ese momento estaríamos delante del Marlon Brando español, hasta entonces, seguiremos esperando.

 

A Luis Tosar le da igual estar de secundario, de principal o de extra. Lo de este señor ya parece antinatural. Desde que empieza a hablar comienzas a creerte el personaje. Sinceramente no sé cómo lo hace, ni dónde se aprende eso. Tal vez sea el carisma personal pero sin ser un personaje que le vaya a dar ninguna alegría fuera de las salas, el actor consigue darnos todo lo que ese personaje puede y debe dar.

 

La película en general es entretenida, no es para tirar. Es una buena película española de acción, con aportaciones técnicas realmente sorprendentes como las persecuciones de automóvil que son trepidantes y técnicamente muy pulidas y de las que la película tira constántemente para seguir viva. Otra es la búsqueda de las localizaciones, que con ellas consiguen enseñarnos una Málaga poco turística y muy sórdida, a veces hasta hortera y que le va como un guante a los personajes. Gran trabajo ambas cuestiones.

 

Aunque por ejemplo hay otra cuestión técnica que sorprende por su incongruencia: el maquillaje y la caracterización. No consigo entender que a L. Tosar siendo calvo le pongan una melena perfecta y a M. Casas le peguen dos patillas horribles en la cara pudiéndoselas dejar naturales él mismo.

 

No obstante me sorprende de Kike Maillo (director) no haya visto lo constantemente previsible y por tanto para mí, malísimo guión que tenía entre manos y que hace que en la sala se oiga algún resople por la evidencia de lo que va a ocurrir en pantalla. No obstante en ocasiones ocurre alguna cosa que te recoloca en la butaca queriéndole dar otra oportunidad a la misma, por lo que creo que aquí hubo al menos dos guionistas y en algún momento uno de ellos se tomó vacaciones.

 

Sin querer contar mucho: os encontraréis un personaje (Toro) perseguido por su pasado y obligado por circunstancias a abandonar el camino recto y volver a un mundo que el resto de mortales no solemos ver, ni tan si quiera conocer, pero que ahí está.

Una banda criminal organizada por un jefe malévolo, fanático de la imaginería religiosa, del devenir de la cartomancia y muy preocupado por la seguridad de su persona y de su dinero. Entre todos formarán un peligroso baile de amores y odios fundamentados en los extraños códigos de honradez que se generan entre los propios delincuentes y que tan bucólico resulta en el cine pero que nunca son respetados por ninguno de ellos.

Un baile en el que las deudas se pagan con sangre y el respeto se gana o se pierde en un segundo.


Comentarios de usuarios

Críticas de cine
Cine al Filo Cine al Filo