Portal de críticas cine al filo

BLOG

CATEGORIAS SEGUIDORES facebook

Carta abierta a los tontos.

Volver atrás

Artículo de Cine al Filo

por Antonio Cedres 13 marzo de 2014

Tontos.  

Si, sois muy tontos todos los que en el cine, en mitad de la proyección de una película os ponéis a hablar como si estuvierais en vuestra casa. No encuentro otra explicación dando por sentado que habéis recibido unas nociones muy básicas de educación y civismo por parte de vuestros progenitores.

Es frustrante ir al cine, pagar la fortuna que cuesta desde hace demasiado tiempo y encima tener que soportar no solo a uno de estos necios por pase, sino varios de ellos. ¿Que demonios ocurre? ¿Donde esta el respeto hacia el resto de espectadores? 

Tontos, para decir tonterías, mirar el móvil e incluso hablar por el mismo, mejor ver las películas en vuestras casas y hacer el tonto allí todo lo que queráis, así no molestáis a nadie. En una sala de cine por favor comportaos como personas.

Recuerdo cuando era pequeño la figura del acomodador, oficio tristemente perdido que ponía orden cuando era necesario. Si había algún gañan molestando al personal, el "currante de la linterna" llamaba la atención al tonto de turno y si este reincidía, era expulsado de la sala. Ahora todos estos necios quedan impunes por mucho que los molestados les chistemos y hasta les digamos unas palabritas que sonrojarían a cualquiera con un mínimo de vergüenza. No, ellos no se sonrojan, se callan durante un rato para volver mas tarde a las andadas y comentar mas chorradas que no importan a nadie, como si estuvieran en casa con sus zoquetes comparsas de guasa viendo la tele.

Un niño pequeño es comprensible, para eso esta el tutor que lo acompaña y explica que debe estar calladito durante la proyección porque molesta a los demás, pero el resto de la gentuza que no para de hablar en el cine, lo único que hace es retratarse como lo que son: Pura y sencillamente TONTOS.

Desde aquí quiero hacer un pequeño llamamiento a toda la gente que esté molesta por este tipo de comportamiento. Hay veces que me siento como si el raro fuese yo, habiendo repartidos por la sala muchos de estos necios charlatanes y siendo yo el único que les llama la atención de toda una sala de mas de trescientas butacas. Protestad por favor, llamarles la atención y a lo mejor si ven que no solo molestan a uno, tal vez así paren de una buena vez.

Otra forma de protestar que voy a empezar a poner en práctica en casos exagerados, es hacer una reclamación al propio cine. Confort en la sala no es solo tener una butaca cómoda y la mejor de las mejores calidades de imagen y sonido, es también poder disfrutar de todo eso con tranquilidad y sin las molestias producidas por ningún zoquete con ganas de llamar la atención.

Hagamos a los cines de nuevo responsables de mantener el silencio en las salas. Pagamos una barbaridad por entrada, exijamos una calidad acorde. 


Comentarios de usuarios

Críticas de cine
Cine al Filo Cine al Filo