Portal de críticas cine al filo

BLOG

CATEGORIAS SEGUIDORES facebook

En la cima: Michael Fassbender

Volver atrás

Artículo de Cine al Filo

por Fernando Sabariego (Foxtrot) 31 octubre de 2012

La fama puede llegar a durar, hay muchos petardos que siguen viviendo de varias apariciones intrascendentes, un papel memorable o algo que ni tiene que ver con su trabajo. Lo que no dura es ese momento al que todos aspiran y no llega ni el 10% , el momento de estar sencilla y absolutamente PETÁNDOLO.

 Estar como se suele decir ‘en la cresta de la ola’ es probablemente a lo que aspira cualquier actor o actriz. Ser reclamado para los grandes proyectos, por los buenos directores, poder aumentar el caché, recibir llamadas para anunciar colonia o ropa cara. Suele durar una cantidad indeterminada de tiempo que nunca es mucho. Si crees que los actores del momento siguen siendo Brad Pitt, Leonardo DiCaprio o George Clooney andás desencaminado.

 

Últimamente el modelo pasa por un actor desconocido con poco recorrido y que haya superado ampliamente la treintena. Se acabaron las caras y los cuerpos perfectos de los 40 jovenzuelos que surgen cada año. Pueden valer para las adolescentes y veinteañeras durante un tiempo pero ni tienen la calidad interpretativa ni el carisma. Las caras con personalidad son el ahora y es el tiempo de Michael Fassbender.

 

Irlandés de ascendencia alemana, en 2009 y pasados los treinta ya se le podía estar escapando el tren hasta que se subió al vagón de la brutal película inglesa Fish Tank donde traía de cabeza a Mia, la inolvidable protagonista. No era ningún éxito de taquilla pero tanto la buena película como la actuación de Fassbender que fue ampliamente aclamado y premiado le valieron de trampolín.

Una aparición ese mismo año en Inglorious Basterds con la publicidad que acarrea ser de la partida de Tarantino, algunos papeles en películas olvidables como Jonah Hex, Centurión o Jane Eyre y dos años después de prácticamente haber nacido para la industria le ofrecen interpretar al mejor personaje de la mejor película de la todopoderosa Marvel, el genial Magneto de X Men First Class. Acostumbrados a que las películas de superhéroes centren su reducida calidad en el apartado visual, contando historias planas, repetitivas y cansinas, la nueva edición y precuela de esta irregular saga se eleva por encima de todas las del género (a excepción del Batman de Nolan).

Después de esto la explosión en ese mismo 2011 en el que rueda cinco películas, una con Steven Soderbergh, otra con David Cronenberg, Ridley Scott le llama para su esperada Prometheus. Y todo esto está muy bien pero si además se le añade el papel principal en Shame de Steve McQueen (el negro), la cosa se complica, porque ésta es sin duda la mejor película en la que ha trabajado, un caramelo para un actor bueno y aquí es donde Fassbender demuestra con rotundidad que lo es. Capaz de ser un tipo muy corriente o todo lo contrario, enguantarse en el cuerpo de un don nadie o ser el rey del baile, de la acción inexpresiva al drama para actor de nivel.

 

Según IMDB.com tiene dos películas en postproducción, tres más en preproducción, ha sido anunciado como intérprete en un par más y está rodando otra. Repetirá con McQueen, probará con Terrence Malick, le veremos en dos películas con Brad Pitt y probará con la comedia, última asignatura para ser un auténtico todoterreno. No es ninguna tontería tener este horizonte de proyectos, le han lanzado y él mismo se ha lanzado con calidad y carisma. Por todo esto Michael Fassbender lo está petando.

 


Comentarios de usuarios

Críticas de cine
Cine al Filo Cine al Filo